RECUERDOS DE LOS INICIOS DE LA UCSP, 20 AÑOS DESPUÉS

P. Emilio Garreaud

Luis Díaz Basurco

María Alejandra Cuzzi

Aldo Giachetti

María Zapater

Germán Chávez

Teresa Zapater

Fernando Quintanilla

Jorge Angulo

Alonso Quintanilla

Por: Milagros Tairó Medina

Doce, al igual que la cantidad de discípulos de Jesús, fueron los docentes con los que comenzó esta “obra de Dios”, como califica el padre Emilio Garreaud a la Universidad Católica San Pablo (ver cuadro). Cuatro de ellos trabajan en esta casa de estudios desde 1997, incluso desde el momento en el que se elaboró el proyecto para formar la institución. Los demás están dedicados a otras labores dentro y fuera del país y, aunque lejos, guardan un lindo recuerdo de este espacio que les permitió influir positivamente en la vida de sus jóvenes alumnos y, a la vez, estos influyeron en ellos.

La UCSP empezó a funcionar en el tercer nivel del local del Instituto del Sur. Al ser pocos docentes, se reunían en torno a una mesa y conversaban acerca de sus problemas para encontrar soluciones en conjunto. “Era como trabajar en familia”, recuerda la arquitecta María Alejandra Cuzzi Morán.

Dar y enseñar

El doctor Jorge Angulo Paulet, actual director de la Escuela Profesional de Administración de Negocios, conoce muy bien a la Universidad. Él y dos profesionales más se reunían cada fin de semana, desde 1995, para armar el proyecto de lo que sería la UCSP. Ese grupo fue liderado por el Dr. Alonso Quintanilla Pérez-Wicht, actual vicerrector académico.

El Dr. Angulo tiene un plus, pues es el único de los docentes fundadores que ha llegado a ocupar una dirección, un decanato y un vicerrectorado. Cuando le dicen, en son de broma, que solo le falta ser rector, él hace con la mano un gesto de “hasta allí nomás” y esboza una pequeña sonrisa.

“Cuando iniciamos con la UCSP, creo que ninguno imaginó el rápido crecimiento que la Universidad iba a tener. Todo se fue dando de manera natural”, contó.

Con casi 50 años de labor docente en Educación Superior, son muchos los alumnos que ha formado, entre ellos varias de las actuales autoridades de la UCSP. “El que da recibe y el que enseña aprende”, con este dicho resume su gusto por la docencia.

Vocaciones inesperadas

El doctor Alonso Quintanilla Pérez-Wicht, economista de profesión, empezó a descubrir su vocación por la enseñanza cuando lo invitaron a dictar Economía Política a alumnos del quinto de secundaria de un colegio, en 1984. Desde entonces no ha parado. Lo que lo enternece es el cariño y agradecimiento que recibe de sus alumnos y antiguos alumnos, quienes en su mayoría lo tutean y le recuerdan algunas frases dichas en clase.

El Dr. Germán Chávez Contreras, actual rector, también fue uno de esos primeros docentes. Él se incorporó a la enseñanza en el segundo semestre de 1997, antes de ello estuvo a cargo del proyecto económico y financiero de la UCSP. Encontró en la docencia su vocación para influir en las vidas de sus alumnos, tal como lo hicieron sus maestros con él.

“Es un trabajo arduo y profundo, el docente debe donarse al alumno; más allá de transmitir conocimientos, debe dar testimonio de vida”, dice.

Finalmente, el doctor Luis Díaz Basurco está 20 años en la UCSP. Fue fundador de la Escuela de Informática (ahora Ciencia de la Computación) en 1999. Allí apostó por darle a la carrera un sesgo científico y por incorporar docentes jóvenes que en su mayoría fueron sus alumnos e hicieron sus posgrados en Brasil.

“Apostamos mucho por la exigencia académica, incluso en desmedro de la parte económica. No se podía bajar el nivel, esa era nuestra premisa”, cuenta.

Un hasta luego

La doctora Marina Zapater viuda de Díaz es docente emérita de la UCSP, título que comparte con el doctor Eusebio Quiroz Paz Soldán. Ella trabajó en la docencia hasta el año 2007. Luego de ello, a los 72 años y tras haber sido profesora en las escuelas de Administración de Negocios, Contabilidad, Derecho e Informática —campos que le permitieron expandir sus conocimientos en lengua y literatura—, se retiró.

En la Universidad también se hizo cargo de la capacitación de los docentes. Por ello, por donde va, siempre la saludan con mucho cariño, ya sean alumnos o profesores.
“La UCSP representa una época de mucha ilusión en mi vida. Me identifiqué mucho con mis colegas y alumnos para perfeccionar esta entidad. Fue un proyecto magnífico y gratificante para concluir mi vida profesional”, refiere doña Marina.

Otro de los docentes que estuvo en los inicios fue Fernando Quintanilla y Paz Soldán. Es docente, abogado, empresario y poeta; dejó la cátedra cinco años después de fundada la UCSP.
“Fue una experiencia muy bella porque podía ejercer mi vocación dentro de un carisma católico y enseñar basándome en esos principios. Para mí, es una alegría ver cómo la Universidad ha crecido”, expresa.

Maria Alejandra Cuzzi Morán fue invitada por el padre Emilio Garreaud a enseñar Artes Plásticas, uno de los cursos electivos en el primer año. Se preparó mucho antes de su primera clase, en la que los nervios le ganaban. Después de ese primer reto, nunca imaginó que se iba a quedar tantos años en la Universidad.

“La UCSP ha marcado mi vida, nunca pensé que tenía vocación para enseñar. Ha sido muy enriquecedor, uno aprende mucho de los chicos y con el tiempo te das cuenta de que lo más importante es lograr captar el interés del alumno”, dice.  Ella era la más joven de ese primer grupo de docentes.

La profesora Teresa Zapater de Velarde empezó enseñando Apreciación Literaria, curso electivo también. La UCSP representó para ella la oportunidad de llevar su profesión en todos los niveles educativos, desde primaria hasta superior. “Me satisfacía el anhelo de los directivos para sacar adelante la Universidad; yo era como un granito de arena que contribuía a ellos”.
Otro de los primeros docentes fue el ingeniero Juan Carlos Paz, quien en la actualidad integra otro proyecto educativo.

En el extranjero

El primer equipo de docentes lo completan el Padre Emilio Garreaud, Aldo Giachetti y Carlos Vargas. Los tres están en el extranjero.

El padre Emilio vive en Costa Rica, donde es rector de la Universidad Juan Pablo II. “Tuve la dicha de ser del grupo de los fundadores y fue un proyecto que pusimos en las manos de Dios, puesto que excedía nuestras posibilidades”, recuerda sobre la UCSP, a la que califica como el lugar de sus sueños. El doctor Aldo Giachetti vive en Chile, donde fue rector de la Universidad Gabriela Mistral y actualmente dirige el Instituto Persona y Cultura de esa casa de estudios superiores. Ambos mantienen una grata relación con la Universidad y, recientemente, han publicado libros junto con el Fondo Editorial y otras áreas de la UCSP.

Carlos Vargas Salgado, quien asumió la enseñanza de Teatro, vive ahora en Alemania, donde es profesor y director del Departamento de Español del Whitman College. (Reportaje publicado en el Quincenario Encuentro del 23 de junio de 2017)

Cursos primer semestre 1997 Docente
Desarrollo de la Personalidad I Padre Emilio Garreaud Indacochea
Lengua Marina Zapater viuda de Díaz
Computación Luis Díaz Basurco
Metodología del Estudio Fernando Quintanilla y Paz Soldán
Matemática Básica Juan Carlos Paz Alcázar
Teoría Administrativa Jorge Angulo Paulet
Economía General Alonso Quintanilla Pérez Wicht
Cursos segundo semestre 1997 Docente
Filosofía Aldo Giacchetti Pastor
Álgebra y Gerometría Luis Díaz Basurco
Teoría Organizativa Jorge Angulo Paulet
Macroeconomía I Germán Chávez Contreras
Metodología de la Investigación Marina Zapater viuda de Díaz
Cursos electivos 1997 Docentes
Artes Plásticas María Alejandra Cuzzi Morán
Teatro Carlos Vargas Salgado
Apreciación Literaria Teresa Zapater de Velarde