circulo1 (2)Nuestros padres y maestros desde pequeños nos enseñaron a desarrollar los primeros hábitos como: higiene, alimentación, estudio, deporte etc.

Hábitos  buenos/ positivos = virtudes   Hábitos malos/ negativos= vicios

La adquisición e incremento  de los buenos hábitos para la formación de las virtudes es el placer que experimenta la voluntad de la persona en el buen obrar.

Cuanto mejor está dispuesta la voluntad por repetir actos buenos, tanto más se goza de la perfección y del bien, entonces mientras más actos buenos hacemos, más aumentará la intensidad de su participación en la bondad.

La importancia de fomentar los buenos hábitos en nuestra vida como alumnos universitarios es de gran aporte al modo de ser, lo que formará  nuestro carácter.

Dentro de las aulas universitarias, podemos practicar los buenos hábitos que nos ayudaran a tener una personalidad estructurada, hábitos como la puntualidad, el hábito  de esforzarnos por conseguir nuestras metas a largo y corto plazo, el hábito de tratar a los demás con amabilidad como nos gustarían que nos traten y el hábito del orden personal, nos ayudarán en la perfección de nuestro ser.

El desarrollo de un nuevo hábito se logra con el tiempo y con la repetición frecuente donde se vence, lucha, cae y vuelve a empezar,  al final, se conseguirá  que sea espontáneo  y permitirá la facilidad de acción  sin esfuerzo.