LA EDAD ADULTA NO ES UNA LIMITACION SINO UNA OPORTUNIDAD. El Aula del Saber es algo como un cofre lleno de sorpresas, de tesoros espirituales y humanos, es un acogedor espacio que nos invita a compartir una esperanza, un anhelo de crecer y vivir en plenitud.

En el Aula del Saber buscamos impulsar el crecimiento de la persona mayor a través del aprendizaje, de la creación, de la reflexión, compartiendo conocimientos y actividades que buscan el mejoramiento de la calidad de vida, el mantenimiento de la salud, la flexibilidad del cuerpo y de la mente, el despliegue de destrezas artísticas y tecnológicas, además del canto y la música.

En el Aula del Saber, los mayores descubren sus dones creativos para vivir lo cotidiano con naturalidad y encanto llevando a la práctica un conjunto de valiosas propuestas para alejar de la mente el temor a la vejez al descubrir el milagro de la existencia y la condición de ser hijos de Dios.

En el Aula de Saber se despliega una propuesta educativa continua, no escolarizada más bien dinámica y humana que permite vislumbrar la vida como una línea ascendente llena de posibilidades. La inspiración en el Aula del saber radica en el servicio, en un permanente compartir rememorando y reflexionando experiencias para convertirlas en sabiduría de vida, lo que permite percibirse como protagonistas de la propia vida y con la posibilidad de transformación personal.

En cada taller se tiene la oportunidad de expresar sentimientos, compartir emociones, es así que la amistad, la alegría y compañerismo reconfortan , expanden y agrupan uniendo a todos en una sola posición: cuidar la vida como don de donación de nuestro Creador.

¿Qué se logra en el Aula del Saber?

Desarrollar el sentido de la trascendencia, compensar pérdidas con ganancias, ser auto Valente, ser parte activa del mundo contemporáneo, contribuir al logro de la continuidad entre generaciones, incorporarse a grupos y proyectos, acceder a soñar, imaginar, proponer, liderar, asentar la autoestima y fundamentalmente poner las angustias en palabras y seguir adelante con expectativas positivas de la longevidad.

¿Qué se aprende en el Aula del Saber?

  • A no pronunciar nunca imposible o jamás
  • A pensar en milagros
  • A sentir y reconocer los dones que se posee
  • A escuchar el alma
  • A buscar la verdad y el bien
  • A soñar sin tiempo
  • A comprender a los demás
  • A ser cooperativo
  • A reforzar nuestra memoria y destrezas
  • A recordar con gratitud
  • A disfrutar de la amistad y solidaridad
  • A cooperar con la vida que late en mi entorno
  • A ser célula básica de la cultura en la familia
  • A seguir viviendo con dignidad, a honrar la vida que no es lo mismo que vivir

¿Volver a estudiar en la edad adulta?

No es estudiar o, en todo caso es estudiar de otro modo. Se trata de realizar y desarrollar actividades académicas, culturales y recreativas que no apuntan a un título sino que son parte fundamental de una realización personal, es revalorar el conocimiento, es deleitarse de la ciencia, el arte, la tecnología… fundamentos de la sabiduría humana. En ello los docentes cumplen un rol central al guiar hábilmente el aprendizaje, el comentario y el intercambio de ideas entre todos los participantes, lo que les posibilita una mirada larga viendo más allá de los hechos e interpretando el real sentido de las palabras, entusiasmando y motivando las aptitudes, destrezas y capacidades en las personas mayores.

En el Aula del saber hemos descubierto que no existen logros automáticos sino que es necesario trabajarlos en un proceso de crecimiento permanente.

LA ILUSIÓN, LA ESPERANZA Y LA REALIZACIÓN SON PARTE DE LA VIDA A CUALQUIER EDAD.