“El Aula del Saber de la Universidad Católica San Pablo, ha venido ha llenar un gran vacio para el adulto mayor, pues nos permite seguir con la mente activa y alerta. Aparte de los programas tan interesantes, nos incentiva en el aspecto social, pues confraternizamos y cultivamos amistades con los mismos objetivos, seguir de cerca los alcances tecnológicos, culturales y ser felices.”

Silvia Hurtado


“Hace algunos años, no muy lejanos por cierto, amigos míos me hablaban de la creación de un espacio para el adulto mayor en la Universidad Católica San Pablo, y me invitaban a inscribirme para estudiar temas de interés y actualidad, como culturales, adelantos científicos y tecnológicos… Por cierto que me causó risa, a mi edad estudiar?… Bueno cada loco con su tema, pensaba de mis amigos, a pesar de estar seguro que nunca es tarde para estudiar.Pasaron algunos días y al llegar a casa, mi esposa me esperaba con la noticia de que quería estudiar (pues la chispita del estudio había prendido en casa). Naturalmente que volví a reir, pero a tanta insistencia… antes de que la chispa del estudio incendie mi hogar, le dije con el ceño fruncido… Bueno te acompaño a inscribirte, lo que es yo… mejor no cuentes conmigo para eso. Nos encaminamos a la Universidad y ¡oh¡ sorpresa quede encantado por el trato amable y respetuoso con que nos recibieron en el Aula del Saber y entre conversación y conversación me animé también a firmar mi inscripción.Desde entonces nos sentimos afortunados de ser integrantes del Aula del Saber, que nos da la oportunidad de ser nosotros mismos y elegir los cursos de nuestro agrado, pues somos personas de edad dorada con ansias de aprender. Asistimos a clases por propia voluntad y hemos hecho del Aula del Saber nuestro segundo hogar, aquí vivimos los mejores momentos de nuestra edad dorada, pues somos importantes…Desde entonces la Universidad siempre está en nuestra mente y nuestros corazones, pensamos que es la bendición del infinito amor que Dios nos regala cada día. Cada día es una nueva jornada que vivimos intensamente con el cariño y amor que prodigan nuestros queridos profesores y compañeros, en especial nuestra siempre querida y respetada directora: Silvia Matuk.Ahora como alumnos egresados pensamos que a diferencia del joven estudiantes, empeñado en lograr una profesión para su vida, que no quisiera nunca desaprobar ninguna materia, nosotros como exalumnos y nuestra edad dorada, si nos gustaría repetir de año para nutrirnos de la sabiduría y conocimiento con la que nos irradian nuestros profesores. Nuestro eterno reconocimiento a ellos y toda la plana administrativa de la “Universidad Católica San Pablo”.

Alfonso y Elsita Castillo


“La Universidad Católica San Pablo desde que tuvo la feliz idea de asistir a los programas que ofrecía a los adultos mayores, cambió mi vida. Al comienzo vacilé un poco por el estatismo cultural al que me vi. forzada por motivos ajenos a mi voluntad, pero poco a poco sentí mucha felicidad por los conocimientos que nos impartían nuestros especializados maestros actualizándonos, brindándonos amistad y comprensión únicas. Lo que más nos une es el gran amor que nos da en todo momento nuestra Coordinadora Silvia y su grupo lindo de colaboradoras: Kelly y Gabriela personal que labora en el Programa.Y ahora que pasaron ya varios años de asistencia, no puedo dejarlo porque cuando no acudo a clases me siento triste porque este lugar me da amor, paz, sosiego y esperanza de vida además de optimismo en los pocos años que solo el Señor sabe me toca vivir. Ojala permita que siga asistiendo.”

Margarita Ayala


“El nuevo local me parece muy bonito y acogedor. La propuesta del Aula del Saber es muy buena para nosotros, porque somos un sector de la población que a veces es olvidado. Al estudiar estamos activos, así hasta evitamos enfermedades”.

Lino Díaz Castro


“Para mí el Aula del Saber es como volver a vivir, yo soy muy feliz aquí. Me gusta mucho esta Casona preparada especialmente para nosotros (sin gradas)”

Nelly de Barrientos