nota-dia-adulto-mayor-5

Mis primeras palabras para ustedes, queridas amigas y amigos son de gratitud.

Pues es la Universidad Católica San Pablo, el Centro de las Artes y en especial el Aula del Saber que les agradece su diaria presencia entre nosotros y son, ustedes, la razón de nuestro existir.

Los profesores y el personal que cada día les atendemos con mucho cariño no sentimos que trabajamos. Resulta un placer estar con ustedes y sobre todo, una experiencia enriquecedora.

Como bien dijo el Padre Luis Ferroggiaro en su homilía, por el día del adulto mayor, son ustedes sabiduría en experiencia y vida.

Por esa razón, son quienes dejarán un gran legado a sus hijos, nietos y, sobre todo, a la sociedad en general, que debería mirar su gran ejemplo de perseverancia por la vida, de sed de conocimiento, de querer seguir aprendiendo en el Aula del Saber y principalmente, de pasión y deseo de vivir.

Cada vez que ingreso a sus aulas y contemplo a algunas de ustedes que, a pesar de sus 70, 80 o 90 años están aprendiendo a tocar el violín, a bailar, a utilizar una computadora, comunicarse en inglés, pintar algún cuadro, desarrollar su memoria, etc. me pregunto: cuántos jóvenes desaprovechan su vida y están invadidos por la depresión y desesperanza.

Es el Adulto Mayor quien nos trae la historia de nuestras costumbres, la teoría de todo conocimiento, la fe en Dios y la esperanza en el mañana.

Así como ustedes aprendieron de sus padres y abuelos, hoy les toca a los hijos y nietos aprender de ustedes y recibir esa herencia de sabiduría.

Desde estas líneas les brindo un gran abrazo, y espero que puedan contar en sus hogares lo importante que son para el Aula del saber y lo trascendentes que deben ser para su familia.

¡Feliz Día del Adulto Mayor!

Mg. Fiorella Quintanilla de Zegarra-Ballón
Coordinadora del Aula del Saber