La conferencia “Ciencia y fe, ¿un diálogo posible?”, organizada por el Centro de Pensamiento Social Católico, cuestionó la pretensión de un desarrollo científico que rechace a la fe o a la religión. Ciencia y fe pueden ir de la mano, fue la conclusión del evento que arrojó interesantes luces sobre este antiguo debate.

P. Rafael Pascual

La ponencia estuvo a cargo del Padre Rafael Pascual, Director del Instituto Ciencia y Fe del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, quien hizo un repaso crítico de las diferentes perspectivas filosóficas y científicas, desde aquellas que desvinculan la ciencia de la religión hasta aquellas que aprecian la vinculación de ambas. Asimismo, enumeró una serie de personalidades creyentes y no creyentes del mundo científico, dejando claro, que la ciencia no puede explicarlo todo.

Durante su intervención, el sacerdote criticó lo dicho por Richard Dawkins: que no se puede ser científico si se tiene “extrañas categorías de conocimiento” que defiendan una autonomía de la ciencia u objeciones de otros científicos, con la autosuficiencia de la naturaleza y la existencia del mal. Premisa, tantas veces, publicada en revistas como Scientific American y Nature.

La respuesta a esto, está con Tomás de Aquino, responde el P. Pascual: “pertenece a la infinita bondad de Dios permitir los males para de ellos obtener los bienes” y la intervención de Dios como causa primera de la naturaleza, y de lo que se hace deliberadamente “tiene su razón de ser en lo que de suyo es inmóvil y necesario”.

ATEOS VS. CREYENTES

Al parecer los científicos agnósticos y ateos no son tantos como los que cualquiera de nosotros pudiera creer. Este mito es derrumbado en la investigación: “Science vs. Religion. What Scientist really think” de Elaine Howard Ecklund.

El estudio demuestra que los científicos ateos y agnósticos no son un gran número como sí lo son los científicos creyentes.

El P. Pascual recuerda algunos ejemplos como el debate entre dos importantes científicos: el etólogo, zoólogo y teórico evolutivo Richard Dawkins (ateo) y el Director del Proyecto Genoma Humano, el genetista Francis Collins (creyente).

También está Allan Sandage, reconocido como uno de los padres de la astronomía moderna, quien sostiene la “convicción de que la ciencia no puede explicarlo todo, porque hay cuestiones fundamentales que sólo la religión es capaz de responder”, en comparación a las expresiones de Stephen Hawking, quien usando la ciencia pretende dar respuestas a las preguntas últimas de la vida o la existencia humana y describiendo un universo que no tiene principio ni final.

Asimismo, recordando a Antony Flew (ateo converso) manifestó que a partir de la evidencia empírica se puede realizar una reflexión filosófica, y que desde la filosofía se admite la existencia de Dios. Ante ello, remarcó la importancia de que los científicos tengan una formación filosófica.

CIENTIFICOS CREYENTES

La lista es extensa. Al revisar la historia de la ciencia, el P. Pascual enumeró distintas personalidades que profesaban la fe cristiana. Mencionó a Galileo, Kepler, Pascal, Newton, Lagrange, Volta, Pasteur, Maxwell, Planck, Marconi, Einstein, entre otros.

No dejó de lado a clérigos y religiosos católicos, estudiosos de los distintos campos de las ciencias naturales como Copérnico, Mariotte, Boscovich, Stensen, Spallanzani, Stoppani, Secchi, Mendel, Mercalli, Lemaître, entre otros.

Lemaítre, por ejemplo, fue quien propuso la teoría sobre el origen del universo, conocida hoy como “Big Bang”.

Los hay laureados también como el Padre Stanley Jaki quien expresa el nacimiento de la ciencia en el contexto cristiano y establece un puente entre ciencia y religión. Fue por ello merecedor del Premio Templeton en 1987, y por lo mismo el Padre Michael Heller, al ofrecer una perspectiva unitaria de la realidad, conocida por las ciencias y creada por Dios. Obtuvo, así, el Premio Templeton en 2008 y es actual miembro de la Academia Pontificia de las Ciencias.

El Padre Rafael Pascual ha publicado un importante número de aportes orientados al diálogo fe y razón y la metafísica. Es Doctor en Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana, Director del Instituto Ciencia y Fe del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum y Miembro de la Sociedad Internacional Tomás de Aquino de Roma, Italia.

La conferencia organizada por el Centro de Pensamiento Social Católico de la Universidad Católica San Pablo tuvo por objetivo ofrecer alcances que contribuyan a hacer posible la aplicación armoniosa de ciencia y fe y, con ello, la práctica concreta de la ansiada integración del saber.