Ante la actual crisis financiera internacional “es necesario analizar nuevos enfoques que permitan tener una visión más humanista del problema económico”, es decir que ha llegado la hora de “poner la economía al servicio de la humanidad”.

Esa fue la propuesta que lanzó la MBA María Castillo Ureta al iniciar la ronda de ponencias del Conversatorio “Nuevas tendencias económicas y Doctrina Social de la Iglesia”, que fue organizado por el Centro de Pensamiento Social Católico y la Facultad de Ciencias Económico Empresariales de la Universidad Católica San Pablo.

Castillo Ureta, Directora del Programa Profesional de Administración de Negocios, explicó —a la luz del Magisterio Social de la Iglesia Católica— que tanto “la eficiencia económica” como “la promoción de un desarrollo solidario de la humanidad” son “finalidades estrechamente vinculadas” dada la “dimensión moral de la economía”.

Este evento se realizó el pasado 30 de octubre (2012) en el auditorio principal de la UCSP cuya capacidad de trescientas personas por momentos se vio sobrepasada dado el alto interés de los alumnos por escuchar las intervenciones de esa jornada, entre quienes estuvieron, además, la del Magíster Antonio Escobar quien hizo un análisis sobre las microfinanzas en el Perú y la importante función social que cumplen.

Los últimos ponentes fueron el MBA Juan Carlos Paz, Director del Centro de Gestión y Desarrollo Empresarial de la UCSP, quien desarrolló ampliamente el valor de la Responsabilidad Social Empresarial. Y a su turno el Magíster Diego Arias Padilla habló sobre el liderazgo empresarial y la importancia de los principios ético-sociales, y propuso orientar la gestión empresarial en función del respeto de la dignidad humana y la búsqueda del bien común.