Fuente: IESE Business School

Antonio Argandoña
Fuente: El País

En un reciente post, el profesor Antonio Argandoña comparte las lecciones de ética empresarial de Robert Fogel, Premio Nobel de Economía (1993) por sus aportes a la historia económica, a través de los comentarios del profesor John Paul Rollert.

Según Rollert, profesor de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago, el profesor norteamericano enseña a sus alumnos que “lo importante en una clase de ética de la empresa no consiste meramente en provocar preguntas que no tengan respuestas fáciles (…) sino dar a los estudiantes los recursos, los medios y, sobre todo, la fortaleza para contestarlas de una manera consistente con su propio sentido de integridad moral”.

Por otro lado, Rollert relata unas ideas que Fogel compartía a sus alumnos, que Argandoña considera importante para los profesores de ética, directivos y empleados, referidas a la incertidumbre que las cuestiones éticas. Una idea es que el actor moral presta atención a su conciencia para tomar una decisión sobre “´lo que hay que hacer´ y, más importante aún, estar dispuesto a actuar con determinación, son las prácticas que hay que cultivar entre los hábitos diarios que son las piedras angulares del castillo de la integridad moral”.

Además, se rescata de Fogel la necesidad de la empatía, pues “debes entender los puntos de vista del otro y apreciar cómo una persona razonable ha llegado a ellos. Las empresas, en no menor medida que otros grupos humanos, son comunidades negociadas en las que la gente ha de encontrar cómo actuar, mediante prueba y error”, y la importancia de la virtud de la paciencia: “el mundo humano puede ser extremadamente frustrante. La gente, o bien no verá las cosas como tú las ves o, simplemente, no las harán como tú crees que deben hacerlo. Y tú también tropezarás, no importa lo capaz, competente o inteligente que seas”.

Finalmente, el profesor español añade una última frase: “como toda categoría de razonamiento moral, la ética de la empresa no es una ciencia, sino un arte en el que uno triunfa por el ejemplo”.

Más información aquí: