Después de haber estudiado el Nuevo Currículo Nacional de la Educación Básica, el Arzobispo de Arequipa Mons. Javier del Rio Alva manifestó su desconformidad y lo calificó como deficiente y superficial.

Mons. Javier alertó que este currículo introduce la llamada “ideología de género” que rechaza la importancia de la curriculo(XXX)dimensión biológica del ser humano sobre todo en lo referido a la determinación de la sexualidad, y en el fondo promueve el homosexualismo.

El prelado arequipeño reveló que este currículo ha sido examinado con un equipo interdisciplinario de especialistas quienes concluyeron que no se ajusta a la realidad y debe ser repensado por el Gobierno.

«Creo que el Estado debería invertir más dinero, tiempo, energías, en promover a la familia, y que la educación en las escuelas no sea solo transmitir con conocimientos y técnicas», dijo la autoridad eclesial.

Al igual que el Arzobispo de Arequipa, el arzobispo de Trujillo, Mons. Miguel Cabrejos, también se pronunció al respecto, y señaló su preocupación sobre el Nuevo Currículo. “(…) no podemos ocultar nuestra preocupación por la inserción de conceptos utilizados por la ideología de género, cuyos postulados son contrarios a la educación cristiana, especialmente en relación a la familia y los roles naturales que de ella se desprenden”, señaló el Obispo en un comunicado.

Mons. Cabrejos también advirtió que este nuevo currículo reduce las horas para la educación religiosa, y también afecta la naturaleza jurídica privada de las instituciones educativas de la Iglesia Católica.

De igual forma, miles de personas se manifestaron públicamente en Lima y en provincias, el pasado 21 de diciembre bajo el lema #conmishijosnotemetas, y exigieron a la ministra de Educación que “rectifique las políticas educativas que incorporan la ideología de género que viene siendo equivocadamente impuesta en el Currículo Nacional de Educación Básica”.

Leer la noticia completa:

Noticia 1

Noticia 2

Noticia 3

Noticia 4 

Noticia 5