Fuente: Fides

Agencia Fides

Ante los distintos hechos de violencia ocurridos en la ciudad de Pucallpa, monseñor Gaetano Galbusera, a través de un comunicado, llamó a mantener la calma y buscar el diálogo que dé solución a la huelga indefinida.

Las protestas se iniciaron a causa del aumento en los precios de la corriente eléctrica, del agua potable y otros bienes de primera necesidad, y merecieron una respuesta inmediata por la policía debido al desorden ocasionado, la ausencia de libertad de tránsito y el vandalismo.

En el comunicado se puede leer que: “La huelga es justa, pero se debe realizar en democracia y de forma pacífica. Nos duele y preocupa que una huelga se transforme en una situación de desorden ciudadano que perjudica el bien común y el respeto a la dignidad de las personas. Pedimos, como Iglesia, que se levante cuanto antes la huelga y se proceda a instaurar una mesa de diálogo y desarrollo”.

Más información aquí: