earthquakeitaly-1626146_640
Pixabay: imagen gratuita

A orden del Papa Francisco, la oficina de la Santa Sede en Roma-Italia se encuentra adquiriendo productos alimenticios producidos por pequeños agricultores y productores de suministros para poder abastecer los diversos comedores y refugios de la ciudad de Roma. Esto se da de manera especial, debido a que el reciente terremoto ocurrido en esta zona ha afectado las ventas y los ingresos de los menos favorecidos y con esta actividad se está intentando promover una manera de estimular sus actividades. Así, el Santo Padre enfatizó este gesto como una manera de actuar conforme con su magisterio en el que se señala que “cuando no se gana el pan, se pierde la dignidad” tratando de promover una manera de apoyar a las personas más afectadas.

Leer la noticia completa AQUÍ