lisbon-1953199_640
Fuente: Pixabay

En una reciente homilía en la Casa de Santa Marta, el Papa Francisco realizó una reflexión sobre el papel protagónico que se le está dando al uso del dinero en nuestros días, indicando que no se puede servir a Dios y a la fortuna al mismo tiempo. En palabras del Santo Padre como parte del Evangelio, este invitó a darse al otro a imagen del Señor en una entrega plena y completa: … “la plenitud de Dios es una plenitud realizada en la cruz. Encerrando ésta frase el entendimiento de lo que para el Papa Francisco significa donarse al otro en la promesa de un encuentro total a imagen de nuestro Señor, que todo lo da sin esperar nada a cambio.

Leer la noticia completa AQUÍ