Formamos abogados capaces de desempeñarse en el ámbito del derecho privado y público, con mentalidad jurídica realista, lógica y crítica, y con capacidad de proponer soluciones de justicia. Son diestros en el manejo de fuentes de información y en la investigación orientada a la argumentación y aplicación del derecho, estando abiertos a la articulación interdisciplinaria, desde la perspectiva empresarial.