La productividad como pilar fundamental del crecimiento y bienestar de un país

Hugo Paz PastorEntre el 2005 y el 2013, el PBI peruano alcanzó un crecimiento promedio de 6.6%, cifra que se vio afectada por la crisis internacional del 2009, que hizo que en ese año, el país crezca tan solo 1%. En ese período las empresas se [mal] acostumbraron a un mercado que absorbía casi cualquier tipo de oferta, y de alguna forma, volvía poco visible las ineficiencias que estas hubieran podido tener, tales como procesos más costosos, personal poco capacitado, falta de innovación, productos de regular calidad, entre otros.

Sin embargo, como todo ciclo económico, este nivel de crecimiento no podía ser eterno. Es así que entre el 2014 y el 2016, el crecimiento del PBI solo alcanzó un promedio de 3.2%, menos de la mitad del promedio alcanzado en la década previa.  Es en dicho período en donde la desaceleración empezó a desnudar las falencias de las empresas. Muchas de ellas han quebrado, otras tantas han tenido que reducir drásticamente sus costos operativos, otras han desinvertido y otras, simplemente sobreviven. En esencia, pocas estaban preparadas para competir en un contexto de menor crecimiento, que exigía mayor eficiencia, innovación, procesos ágiles y respuestas rápidas ante un mercado cambiante.

Hace algunos meses, el Foro Económico Mundial [WEF, por sus siglas en inglés] publicó el “Informe Global de Competitividad 2016-2017”, en el que se mostraba que Perú había ascendido 2 posiciones, pasando del puesto 69 al 67 en el último período.

En los últimos años, en esta evaluación realizada sobre un total de 138 economías, Perú ha destacado en aspectos como el entorno macroeconómico, salud y educación primaria. Aun así, hay pilares que están muy rezagados, tales como la institucionalidad, la infraestructura,  la educación superior, la capacitación, la eficiencia de la mano de obra y la innovación [Ver gráfico]. El mismo reporte indica incluso, que entre los factores más problemáticos para hacer negocios en el país están, entre otros, la insuficiente capacidad para innovar y la inadecuada formación de la fuerza laboral.

 

Perú: Evaluación de factores de competitividad

articulo-fceFuente: World Economic Forum. Global Competitiveness Index 2016-2017

Al respecto, el profesor Michael Porter refiere que “la productividad de la economía se mide por el valor de los bienes y servicios producidos por unidad de capital humano, capital físico y recursos naturales. La productividad depende del valor de los bienes y servicios producidos medido a precios de mercado y la eficiencia con los cuales pueden producirse. Por tanto, la verdadera competitividad mide la productividad”.

Si bien es cierto, a partir de la década de los 90, la productividad total de los factores en el Perú se ha incrementado significativamente, llegando incluso a nivelarse con la de países como Brasil y Colombia, los expertos coinciden en que esta ha sufrido un retroceso significativo en los últimos años.

A empresas más competitivas y productivas, mayor posibilidad de tener mejores salarios para los trabajadores. Y esto a su vez, generará más consumo, mayor inversión y como consecuencia, más empleo. Ergo, la calidad de vida y el bienestar de las personas podría mejorar.  En esa línea, es fundamental que las empresas se enfoquen en los siguientes aspectos:

  1. Optimizar procesos.
  2. Mayor énfasis en el desarrollo de las habilidades técnicas y blandas de los colaboradores.
  3. Mayor inversión en tecnología.
  4. Generar eficiencias en la utilización de los recursos.
  5. Mayor inversión en investigación y desarrollo.

Todos los aspectos mencionados están relacionados, no se trata de elegir alguno de ellos. No es el mercado que se tiene que adaptar a las empresas. Son las empresas las que se deben adaptar a un nuevo contexto de mercado. Solo así podrán competir. Solo así podrán contribuir con un mejor país.

Hugo Paz Pastor
Gerente General
Stratega Consultoría & Capacitación