En el panorama laboral actual alcanzar el puesto de “jefe” ya no es suficiente. El mundo globalizado y cambiante exige líderes con ética y valores y empresas con propósito. Así lo explica Jimena de Torres, egresada de Administración de Negocios