En la coyuntura actual, la necesidad de sistemas de educación a distancia conocido como teleeducación termina siendo imprescindible. Para implementarlo, se necesita tres requisitos: redes de telecomunicaciones fuertes, plataformas con el material educativo y herramientas de educación virtual.

El aislamiento social obligatorio dictado por el Gobierno para frenar los casos de coronavirus implica que muchas de nuestras actividades como el trabajo o la educación, se realicen de manera remota gracias a las telecomunicaciones. Ante el aumento del consumo, la calidad de las comunicaciones puede verse afectada.