“Complementar la formación académica con la humana fue demasiado potente en mi educación. Aparte de las herramientas y conocimientos de mi carrera, la universidad me acercó a cursos de filosofía, teología, teatro y música. Para mi esa formación humana fue como prender un foco dentro de una sala que estaba oscura e hizo preguntarme sobre temas esenciales para mi carrera.