“Para ser maestro se necesita una sensibilidad especial para lograr verdaderos cambios en la sociedad. En la San Pablo aprendí a aplicar la lógica, a debatir y reflexionar sobre el entorno; características importantes en una profesión tan delicada como es la docencia. Gracias a un convenio tuve la posibilidad de estudiar en Canadá, lo que me ayudó a tener otra