Convirtiendo los procesos de almacenamiento en armas competitivas

Convirtiendo los procesos de almacenamiento en armas competitivas

Existen algunos pilares en la excelencia de la cadena de suministros que podemos visualizar inmediatamente por su gran intensidad de movimiento. Uno de ellos es la forma como los almacenes o los centros de distribución ejecutan sus procesos. Son procesos que se comportan como máquinas, buscan la perfección para lograr altos estándares en los niveles de servicio y la satisfacción de los clientes. El almacén es un espacio físico que almacena todo tipo de inventarios, en cambio un centro de distribución por sus iniciales CD o CEDIS es un almacén especializado en almacenar producto terminado. La velocidad con la que se muevan los productos en el almacén es clave para su eficiencia.
Los 4 pilares de la cadena de suministros son: personas, procesos, tecnologías y ejecución. Los procesos de almacenamiento se encuentran en la ejecución de estos 4 pilares. Esa ejecución la realizan de forma excelente porque tienen personas bien preparadas y motivadas en procesos que tienen que realizarse de forma estándar y muy eficazmente y con tecnologías de punta para lograr la velocidad que requiere mover toneladas de mercadería hasta las zonas de carga o despacho al transporte que es el proceso que le sigue para finalmente entregarlo al cliente final.

 

El almacén contiene diferentes tipos de producto que por sus características pueden ser peso, volumen, valor y/o riesgos. Las características del producto definen su logística y su almacenamiento. Los procesos más importantes en un almacén son la recepción, el almacenamiento y el despacho de la mercadería. Cada uno de ellos tiene múltiples variantes dependiendo del sector y el modelo de negocio y principalmente del producto. En el caso de los centros de distribución de productos de consumo masivo el ciclo del proceso es diario. Todos los días se recogen del mercado miles de pedidos que tienen que ser entregados al día siguiente. La información pasa por algunos procesos y llega al almacén. La complejidad de convertir esa información en miles de empaques es el proceso conocido como preparación de pedidos o picking y es un reto hacerlo en el menor tiempo posible y con la menor cantidad de errores.
Como en el caso del nuevo modelo de distribución que hemos visto aparecer en todo el mundo, conocido como dropshipping o modelo de distribución del e-commerce o los casos tradicionales de distribución por batch, las cadenas de suministros necesitan ser eficientes y adaptarse a los cambios en los patrones de consumo. Y esta exigencia es para todas las organizaciones en todo el mundo, el cambio es lo único constante. La gestión de la cadena de suministros es la integración de cuatro eslabones, los proveedores, las plantas de producción, los mayoristas, distribuidores o centros de distribución y finalmente el cliente. En cada eslabón hay almacenes y el reto es ser muy eficientes, aumentar la velocidad, reducir los costos e incrementar la rentabilidad, incrementar los niveles de servicio en toda la cadena de suministros, etc.
Para alcanzar estos objetivos, una clave es conocer bien los procesos involucrados en la cadena de suministros. Por otra parte, conocer bien las herramientas que gestionan estos procesos y aplicar adecuadamente los principios fundamentales sobre los que se desempeñan esos procesos de la cadena. Uno de esos principios es compartir la información, integrarse entre proveedores y clientes, automatizar procesos, capacitar adecuadamente a los usuarios, etc. Luego definir una estrategia y finalmente construir un modelo que esté alineado a esta estrategia.
La tecnología está presente en los almacenes en la forma de hardware y software. En hardware tenemos estanterías modernas que vuelven mas eficientes y seguras las operaciones, también existen los sistemas de transporte o conveyors que llevan la mercadería de estación en estación en forma automática. En muchos casos el uso de la radio frecuencia es vital, RFID es la tecnología que permite automatizar todos estos procesos reconociendo donde está la mercadería que procesos debe de realizar. Luego tenemos en software los sistemas WMS o Warehouse Management Systems. Los WMS son sistemas que controlan los movimientos dentro del almacén. Lo hacen buscando el menor esfuerzo y con altos estándares de productividad. Últimamente se incorporaron sistemas conocidos como PTL Pick to Light y PTV Pick to Voice que reconocen voz y generan acciones directas a los operadores. Igualmente con luces pueden dar indicaciones fáciles para recoger productos de bandejas. La tecnología se incorpora para incrementar la productividad.
Es realmente un reto y un gran desafío trabajar en la cadena de suministros de cualquier organización. Requiere del conocimiento y decisiones adecuadas para ser competitivo en el mercado. Muchas compañías lo han logrado y las mejores van a la cabeza y se denominan compañías clase A. Busquemos ser igual a estas compañías excelentes.
Todos estos conceptos serán estudiados en el curso y además aprenderemos a seleccionar la tecnología y calcular datos como el inventario promedio, que representa la cantidad ideal de inventario que maximiza la rentabilidad del negocio.

Ing. Alex Vidal Paredes
Magister ESAN, capacitador y consultor en procesos de cadena de suministros. Estudios en Barcelona, España. Experiencia de más de 20 años en empresas de prestigio, capacitador y consultor.

Publicaciones relacionadas

Curabitur lacinia, risus eu accumsan mollis, nisi leo pretium ex, vitae pretium mi lorem eget lorem. Etiam sit amet sapien eros. Proin orci nunc, pellentesque ac leo vitae, elementum sollicitudin justo.