El insistente choque de trenes: “ni cambiamos, ni nos cambian”

El insistente choque de trenes: “ni cambiamos, ni nos cambian”

Legislativo Vs Ejecutivo

El domingo el Presidente Vizcarra anunciaba un referéndum por la inmunidad parlamentaria dado que el Congreso no lo debatía, y ese mismo día, en la noche, el Parlamento encabezado por Manuel Merino aprobó levantarla para ellos y otros altos funcionarios incluido el primer mandatario. Fotos: Congreso y El Tiempo.

carlos timanaPor: Mgtr. Carlos Timaná Kure, politólogo, director del Centro de Gobierno José Luis Bustamante y Rivero de la Universidad Católica San Pablo.

Para los que pensaban que las malas relaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo habían sido superadas tras las pasadas elecciones, lo que aconteció el domingo demostró que lo que se viene entre ambos poderes será más de lo mismo: confrontación abierta y a la que hemos asistido desde 2015, cuando comenzó en la última legislatura del Gobierno de Ollanta Humala y ha seguido en el gobierno de Pedro Pablo Kuzcynski y Martín Vizcarra.

Existía la expectativa de que aniquilado el mostro fujimorista, que había alcanzado la súper mayoría de 73 curules en 2016 y su drástica reducción a 15 en 2020, se obtendría un Congreso fragmentado y que con el principal enemigo político noqueado, se facilitaría la gobernabilidad del Presidente Vizcarra, pero a diferencia de esto, el Congreso a pesar de tener 9 bancadas –no había tantas desde el Gobierno de Alejandro Toledo- actúa de forma cohesionada en sus votaciones y demostrando una intensa producción legislativa, que en menos de 25 horas armó una reforma de 5 artículos de la Constitución.

La aprobación en primera instancia de retirar la inmunidad parlamentaria extendiéndola también al Presidente ha generado revuelo en la opinión pública, sobre todo en los medios de comunicación y es vista como una jugarreta que busca que se declare inconstitucional la medida en el mediano plazo y los congresistas puedan volver a tener la inmunidad, cuando pase por el control del Tribunal Constitucional, cuya presidenta, Marianella Ledesma, ha calificado de “blindaje” lo hecho por el Congreso.

Existen varios factores que están detrás de este nuevo hito en la discusión de sordos que mantienen desde hace años ambos poderes. El primero es que los congresistas están pensando en la elección presidencial de 2021 y en las subnacionales de 2022; de allí que para hacer las campañas busquen flexibilizar las medidas para que “financiadores” informales –en el mejor de los casos- y hasta ilegales –en el peor de todos- puedan ser elegidos y evadir la justicia, como se dice favor con favor se paga.

Así mismo, el Presidente necesita oxigenar el discurso anticorrupción que le ha dado réditos a lo largo de su mandato y la oportunidad se le presentó con la primera votación contra la reforma política que permitía la postulación de candidatos sentenciados en primera instancia, utilizó hacia los congresistas el tonito que tanto le gusta a la gente y amenazó con convocar un nuevo referendo.

Lo que ha demostrado la rápida actuación del Congreso es que este no va a caer en el juego del anterior y demostrarán que su poder cuenta y que en el arte de “gustar al pueblo” no le van a dejar la exclusiva al Presidente. De hecho la mayoría de las leyes tienen un tono populista que ha caído bien en la percepción de la ciudadanía y tendremos un nuevo escenario después del 28 de julio cuando el Presidente no podrá disolver el Congreso tras dos negativas consecutivas a la cuestión de confianza al tratarse del último año antes de nueva legislatura, lo que podrá envalentonar aún más a los congresistas.

La gran pregunta es ¿Por qué los dos no cooperan? ¿Por qué no construyen una agenda común por el bien del país? Y la respuesta se encuentra en los indicadores del éxito, el Presidente ha empleado una táctica de polarización que ha tenido éxito y por más que ha intentado otras cosas no le han resultado, sólo el enfrentamiento con el Congreso le ayuda a mover al alza sus indicadores de popularidad; así mismo la forma como se eligen los congresistas, los costos de campaña y la movilización de los votantes en una democracia como la nuestra no se hace por programas, que se necesita transar con líderes que no sólo son formales, sino informales y hasta ilegales, son ellos los que con sus recursos ponen a los representantes y por lo mismo deben flexibilizar las condiciones para seguir en el juego, por ello ni cambian ni se dejan cambiar. De allí que este nudo va a seguir acompañándonos más allá del bicentenario. Tristemente.

Ultimas Noticias

Telecomunicaciones en la lucha contra el cáncer de mamá en Arequipa

Investigadores en Electrónica y Telecomunicaciones de la UCSP retomaron la construcción del dispositivo wearable, es decir vestible o ponible, para la detección temprana del cáncer de mama. Será implementado en un brasier, de modo que la evaluación a las pacientes sea más sencilla y económica. Así también se tendrá un primer diagnóstico de modo rápido y al ser portátil podrá ser usado en lugares donde no se cuenta con equipos convencionales para la detección de esta neoplasia.

Arequipa sin cuarentena: Índice de contagios del COVID-19 se mantiene por debajo de 1.0

Desde el primero de setiembre Arequipa ya no está en cuarentena. La liberación de muchas actividades no ha disparado el contagio de Covid-19, pues el Factor Rt se ha mantenido por debajo de 1; pero ello no implica, en lo absoluto, que hayamos superado la pandemia, aclaran los especialistas de Ciencia de la Computación de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), que vienen monitoreando la situación desde el inicio del aislamiento social.

5G: conociendo más de la tecnología que se nos viene

Todos o casi todos usamos los teléfonos inteligentes. El avance de la tecnología móvil ha hecho que estos pequeños aparatos no solo nos permitan conectarnos por llamadas, mensajes o videos instantáneos sino también para realizar muchas otras actividades como el estudio y trabajo remoto, potenciadas a raíz de la pandemia del coronavirus. Dicha tecnología tiene en el 5G su próximo gran paso, en realidad un “gran salto”.