El Trastorno del Espectro Autista y la cuarentena

El Trastorno del Espectro Autista y la cuarentena

Imagen: Internet (laciudadweb.com.ar)

Las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) no deben ser juzgadas como trastornados o enfermos. Es menester valorar en primera instancia la dignidad de la persona, que posee esta condición de salud. El uso de la palabra trastorno tiene fines meramente clínicos. El aislamiento social que vivimos por la pandemia del coronavirus también los afecta. La Mgtr. Milagros Cahuana Cuentas, docente del Departamento de Psicología de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), nos explica más al respecto.

Lo primero que aclara es que la denominación correcta es Trastorno del Espectro Autista, ya que este engloba al Autismo, el Síndrome de Asperger, el Síndrome de Rett entre otros relacionados al neurodesarrollo. Este conjunto de condiciones, se caracterizan por las dificultades en comunicación social, conductas e intereses restringidos, así como los movimientos repetitivos que suelen realizar quienes tienen dicha condición.

Mitos y verdades

La especialista en Discapacidad y Trastornos del Neurodesarrollo del Niño y del Adolescente indica que uno de los mitos más frecuente respecto al TEA, es que todas las personas que lo tienen son más inteligentes, lo cual no es cierto. “Alrededor de la mitad a tres cuartas partes de la población con TEA tienen problemas de discapacidad intelectual. Lo que pasa es que mucho de ellos tienen intereses muy específicos y una buena memoria visual y auditiva, aprenden tanto de un tema que da la falsa idea de una mayor inteligencia”, comenta. Ello no quita que haya otros casos que con un nivel intelectual normal o mayor.

El otro mito que la docente rompe es que las personas con TEA “viven en su mundo”. Y es que esa idea es la que hace que sean excluidos y hasta discriminados. Lo que hay que tener presente es que, las personas con ésta condición tienen un déficit socioemocional y dificultades en la percepción y expresión de sus emociones; las cuales, de no ser tratadas, podrían llevar a que la persona se aislé y no comparta sus intereses. Ello no implica que no sientan amor o amistad por sus familiares o amigos. Además con terapias puede ayudárseles tanto con el lenguaje como en su interrelación con los demás.

Un tercer mito es que todas las personas con TEA son agresivas. La psicóloga graduada en la UCSP descarta esta idea en su totalidad. Lo que presentan son conductas desafiantes o inapropiadas son fruto del déficit en la flexibilidad, relacionamiento y comunicación social; los cuales deben ser trabajados en terapia.

Entre las causas del TEA hay factores genéticos y hereditarios. También existen factores de riesgo durante el embarazo o el parto, así como el grado en que la madre pudo haber consumido o estado expuesta a sustancias tóxicas. Cahuana Cuentas es clara al indicar que en ninguna de las causas guardan relación con las vacunas.

Profesora y egresada de Psicología UCSP, Milagros Cahuana Cuentas.

El TEA y el aislamiento social

Para la especialista, el que se haya permitido que las personas con Trastorno Espectro Autista puedan salir por espacios cortos de 15 minutos a la calle ha sido positivo, ya que en gran parte de las terapias se trabaja el relacionamiento con el exterior. Se debe considerar que el cambio en sus rutinas puede afectarles más, ya que su condición los predispondría a niveles altos de frustración de no cumplirlas. La cantidad de tiempo es el adecuado, dice, dada su vulnerabilidad.

“Hay que tener muy presente que las personas con TEA tienen una mayor rigidez mental por ende para ellos es mucho más difícil adaptarse a la cuarentena. Si para personas sin esta condición nos ha sido complicado adaptarnos al aislamiento para ellos, la complejidad es mayor porque tienen menos flexibilidad”, explica la magister.

La familia tiene un rol importante para ayudarlos. Lo primero que deben hacer es mantener la calma e ir trabajando poco a poco con ellos, para cambiar sus rutinas explicándoles usando apoyos visuales, por qué no pueden salir como antes y las nuevas normas de convivencia como el lavado de manos, uso de mascarillas y distancia social.

Es importante que los familiares busquen el apoyo en distinto grupos que trabajan el tema como Autismo AQP (www.facebook.com/autismo.aqp.9), del cual es miembro fundadora e integrante. En el caso de los chicos que ya llevan terapia se tiene que mantener el contacto virtual con su psicólogo. Además tienen que sacar los permisos respectivos y utilizar los implementos que permitan detectar que son personas con TEA para evitar inconvenientes y malos ratos con otras personas o personal de la policía o serenazgo.

Tras la cuarentena, la especialista enfatiza en la necesidad de seguir promoviendo normas y disposiciones que permitan que las personas con TEA puedan integrarse a la sociedad y tener el mayor desarrollo posible. Ello implica un trabajo con las familias, en las escuelas, en el sistema de salud y en sector público mismo. Lo primero es que se desmitifica que las personas con ésta condición son enfermas.

Si bien hay avances como la aprobación del plan nacional de atención a personas con TEA y la elaboración de un padrón que sincere la cifra real de personas con este trastorno, en Arequipa, la Asociación Autismo AQP ha registrado a 230 personas con TEA, 70 más que en la base del Conadis (Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad) en Arequipa, hay mucho por hacer. Empecemos por informarnos e informar correctamente.

Es preciso indicar que el Departamento de Psicología de la UCSP está desarrollando un programa de acompañamiento psicológico gratuito a la población ante la crisis del coronavirus. Especialistas de esta área atienden a la población de lunes a domingo basta con contactarse al 605600. Los anexos están en este link https://ucsp.edu.pe/departamento-de-psicologia/orientacion-psicologica/.

Ultimas Noticias

Oportunidades y amenazas: la recuperación económica post-cuarentena en Arequipa

Un estudio del Centro de Estudios en Economía y Empresa de la San Pablo da luces sobre este proceso.

Concurso fotográfico de la UCSP rememora a la Arequipa y familia de antaño

El Departamento de Humanidades de la Universidad Católica San Pablo (UCSP) ha lanzado el concurso de fotografía antigua “Arequipa de antaño.

“La exigencia y la plana docente de la San Pablo son factores decisivos”

Josué Pareja, egresado de Ingeniería Electrónica y de Telecomunicaciones en la Universidad Católica San Pablo, nos comparte su testimonio y las razones que lo llevaron a escoger su carrera en la San Pablo, los proyectos en los que participó y la beca que obtuvo del Gobierno de la República Popular China.