La educación online llegó para quedarse*

La educación online llegó para quedarse*

Foto: Twitter MINEDU.

La crisis sanitaria por la Covid-19 ha obligado que la educación se transmita por canales digitales y de manera remota en el Perú y el mundo. En el presiente informe conoceremos la opinión de cuatro especialistas sobre esta nueva realidad que nos espera por lo menos para lo que resta del año y también sobre la educación a distancia, la que parece, ha llegado para quedarse.

¿Cuándo volveremos a la educación presencial? No hay una fecha concreta pero, por lo menos este año, no y es que el riesgo de contagio de la Covid-19 es bastante alto en los colegios por la aglomeración de personas. Ante este contexto el Ministerio de Educación ha dispuesto la aplicación de una estrategia de educación a distancia por distintos medios de comunicación y por Internet.

Leon Trahtemberg en su presentación virtual realizada para la UCSP.

El pedagogo e integrante del Consejo Nacional de Educación, León Trahtemberg, es claro al indicar que en el Perú no estábamos preparados para la educación a distancia. “En el mundo hace mucho que se habla y aplica la tecnología en la educación, aquí recién hemos buscado como continuar con la educación básica usando la tecnología a raíz de la crisis por el coronavirus”, señaló durante el webinar “La educación en tiempos del coronavirus”, que dictó por iniciativa del Departamento de Educación y la Escuela de Posgrado de la Universidad Católica San Pablo.

Trahtemberg acota que no hay que llorar sobre la leche derramada y que Perú podría plantearse como meta ser líder de educación remota. Para ello hay distintas acciones que se tienen que realizar e iniciar ya, pues su impacto no solo servirá frente a  la crisis que vivimos sino para el futuro. Lo primero es mejorar el acceso a Internet, pues ahora de los 8 millones de estudiantes de educación básica regular del país, el 93% puede acceder a la TV, 82% a la radio, 33% cuenta con una computadora y  73% con un celular. Esta información fue brindada en el Cade Educativo realizado a fines de abril.

El otro punto clave, dice Trahtemberg es reconocer la diversidad de realidades que hay en el país. Somos un país heterogéneo, eso ya se sabe, y la educación no es ajena. Así el 85% de escolares del país están en el sector urbano y en la rural, el 15%. La Educación pública llega al 75% y la privada al 25%. En esta última, el 60 % de padres pagan una pensión de hasta 300 soles, 24% de 300 a 500 sales, el 10% paga hasta 900 soles y solo el  6% más de este último monto.

Para Trahtemberg, el coronavirus nos está dando una gran oportunidad para hacer una verdadera reforma del sector educación de modo que los alumnos aprendan a pensar, investigar, resolver problemas y adquieran habilidades prácticas. “Los alumnos deben estudiar problemas reales de nuestro país como la corrupción, inseguridad, transporte, el cambio climático, delincuencia, etc. Deben ser ciudadanos desde la escuela. No puede ser que terminen el colegio con cero idea de lo que pasa en el país y el mundo. Ahora en ninguna parte de la currícula nacional se estudia esto”, agregó.

PROFESORES Y PADRES DE FAMILIA

Dr. Jorge Pacheco, director del Departamento de Educación de la UCSP.

En el contexto que vivimos, mal se ha hecho en enfrentar a los padres y a los maestros. Ambos tienen que ser socios y unirse por el bienestar de los niños. El Dr. Jorge Pacheco Tejada, director del Departamento de Educación de la UCSP, precisa que los padres no sustituyen al docente. Frente a las dificultades de aprendizaje, tanto los alumnos como sus padres tienen que recurrir a ellos.

A los padres, los exhorta a tener una visión más comprensiva entendiendo que es la primera vez que se aplica la educación a distancia y que los maestros han tenido que adaptarse a estas metodologías rápidamente y en la marcha, con errores pero también aciertos, creatividad y vocación. Los docentes por su parte deben garantizar una comunicación asertiva y permanente con las familias para ‘aconsejar’ a los padres en su rol formativo, el cual tiene que ser desarrollado en esta etapa de cuarentena y tras ella. Conocido es educadores y colegios.

“Esta es una oportunidad muy valiosa para que los padres asuman a plenitud su rol educador. Que se den cuenta que, como padres, son los primeros educadores, por ende tienen un rol protagónico, en  esta crisis. Les recuerdo que los padres, educamos con nuestras actitudes y responsabilidades del día a día. Los hijos al observarlas, las aprenden.”, señala el Dr. Pacheco Tejada.

Los profesores deben también prever que los alumnos tengan materiales de estudio. Con ellos deben ser siempre afectuosos y respetuosos. Su trabajo, ahora más que antes, debe darse en redes para apoyarse entre colegas en el manejo de tecnologías y evaluación y ser muy conscientes que se les exigirá calidad en la educación que brindan

Al respecto, el padre Elías Neyra Arellano, presidente del Comité Estratégico de Educación de IPAE, brinda algunas recomendaciones. Los padres y maestros tienen que generar vínculos de empatía entre ambos y con los demás miembros de las familias. Los profesores tienen que saber balancear el trabajo personal y el colaborativo que se pide a los niños utilizando los recursos que ya se tienen y no intentar crear cosas desde cero porque ello podría significar mucho tiempo y recursos con los que ahora no se cuenta. El trabajo incluso pude darse de manera grupal y con más de un maestro por grupo de estudiantes.

En el webinar ¿Cómo salvar el año escolar 2020? Pidió atender el estado emocional de los profesores, porque si se “cae” un profesor se cae todo el salón y luego el colegio. Para el magister en Innovación, Currículo y Cultura, este mes, junio, es clave para trabajar este aspecto con los maestros, de cara al resto del año escolar 2020 y los desafíos que plantee el de 2021. En su análisis, los profesores están sometidos a una fuerte presión que puede impactarlos psicológicamente pues deben velar por su propio trabajo, las condiciones de sus alumnos, su vida familiar y en muchos casos la inestabilidad o malas condiciones laborales.

LA EVALUACIÓN

Esta parte del proceso enseñanza-aprendizaje también sufrirá cambios por la educación remota. Y es quizás en la que más se teme no tener el control. Para  la profesora en Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universidad de Catamarca de Argentina, Tania Romero, en este nuevo contexto se tiene que recuperar el sentido formativo de la evaluación,  y no solo verlo como un mero acto de medición de resultados.

Este tipo de evaluación no se da en un periodo de tiempo determinado sino que es permanente y no se basa en el uso de ciertas tecnologías, sino en entender que la evaluación es útil para acompañar la enseñanza y aprendizaje de los chicos. Hay distintos recursos pedagógicos para este fin como los portafolios, diarios de aprendizaje, proyectos y demás que sirven para aplicarla. Y aquí no solo trata de evaluar conocimientos sino también de conocer el impacto emocional de las tareas y habilidades blandas de los estudiantes.

La especialista fue brindó el webinar: “Repensar la evaluación en tiempos de emergencia sanitaria”. Como esta iniciativa se desarrollarán otras orientadas a este sector, las cuales serán gratuitas. Para hacerlo se han único el Departamento de Educación y la Escuela de Posgrado de la UCSP.

*Informe publicado en el suplemento Domingo del diario El Pueblo del 7 de junio de 2020. Páginas 1 / 4 y 5. 

Ultimas Noticias

Oportunidades y amenazas: la recuperación económica post-cuarentena en Arequipa

Un estudio del Centro de Estudios en Economía y Empresa de la San Pablo da luces sobre este proceso.

Concurso fotográfico de la UCSP rememora a la Arequipa y familia de antaño

El Departamento de Humanidades de la Universidad Católica San Pablo (UCSP) ha lanzado el concurso de fotografía antigua “Arequipa de antaño.

“La exigencia y la plana docente de la San Pablo son factores decisivos”

Josué Pareja, egresado de Ingeniería Electrónica y de Telecomunicaciones en la Universidad Católica San Pablo, nos comparte su testimonio y las razones que lo llevaron a escoger su carrera en la San Pablo, los proyectos en los que participó y la beca que obtuvo del Gobierno de la República Popular China.