La tecnología como aliada en el tiempo del Covid-19

La tecnología como aliada en el tiempo del Covid-19

Foto: El Confidencial

Por: Enzo Rubén Heredia Meléndez, ingeniero electrónico, instructor de la Academia Cisco del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad Católica San Pablo.

Las telecomunicaciones y las redes eran una parte más de nuestras rutinas, pero hoy en día cobran vital importancia para la continuidad de las organizaciones, de los países  e incluso la salud física y mental de la población en general. La necesidad del distanciamiento para evitar contagios por el Covid-19 está generando que casi todos los países hayan volcado su mirada a las telecomunicaciones para continuar de algún modo con sus actividades a distancia: teletrabajo, telemedicina, teleeducación, telegobierno y otros.

En este contexto las redes sociales y las aplicaciones (apps) nos han permitido seguir y con la inmediatez que en otros tiempos no hubiera sido posible. En el futuro serán vistas como necesarias en todas las áreas. Las telecomunicaciones han mostrado lo valiosas que son en la monitorización de la información, su difusión a través de los medios, en el Internet, en la telefonía, en el aislamiento y sobre todo en el trabajo ininterrumpido los 365 días al año.

Sin embargo, no todas las organizaciones, ni todos los gobiernos han estado preparados tan velozmente para enfrentar con medios tecnológicos el nuevo reto al que nos enfrenta el coronavirus. Algunos como Corea del Sur, China y Japón han realizado el seguimiento de sus infectados con apps gubernamentales disminuyendo la velocidad de propagación y otros los han usado para mejorar sus conexiones desde y hacia sus ciudadanos. Otros no lo han logrado a tiempo causando, entre otro motivos, el crecimiento exponencial del virus.

Los países con tecnología de telecomunicaciones antes y con el virus han encontrado diversos beneficios organizativos como son: La velocidad de respuesta, la continuidad de operaciones, la facilidad de administración, la  actualización e integración de aplicaciones que llevan voz, video y datos, la salvaguarda de sus trabajadores, la desaparición del tiempo de traslado, las menores huellas de carbono, los menores gastos derivados de oficina y otros, destacando además, que todo se lleva a cabo con independencia del clima, de la congestión automovilística y de las zonas.

También existen algunas desventajas. Desde el empleador, la necesidad de implementar un nuevo estilo de administración o la dificultad de hacer un seguimiento a los trabajadores. Desde el trabajador, el aislamiento en sí, las conexiones más lentas, las distracciones del hogar y obviamente la necesidad de infraestructura de redes.

El aislamiento que estamos viviendo ha generado que número de comunicaciones remotas  estén aumentando en conexiones de banda ancha sea por cable coaxial, DSL, tecnología inalámbrica satelital o fibra óptica. En América Latina oscila entre 4 y 30 Mbps. El uso de video llamadas y video conferencia o simplemente el uso de videos educativos en todas las áreas, aumentando los requisitos de la red común en disponibilidad, seguridad, administración y velocidad.

Otro aspecto de importancia es la seguridad de las redes, que en muchas organizaciones se ha implementado, pero que para el usuario se traducirá en una Red Privada Virtual (VPN) por la economía involucrada. Los proveedores también tienen que adaptarse a las nuevas legislaciones. Por ejemplo, en países asiáticos se monitorea la ubicación de las personas mediante GPS a fin de saber de la expansión del virus, dejando de lado la privacidad de la información de ubicación.

La integración de las telecomunicaciones permite combatir al Covid-19 potenciando las estrategias tomadas por los gobiernos y accediendo, en tiempo real, a grandes volúmenes de información vital para este objetivo. Son, ahora, un medio imprescindible para ello y para los ciudadanos,  que también deben combatir el virus cumpliendo las estrategias planteadas por su bien y el de su comunidad.

Ultimas Noticias

¿Qué pasaría si en la recuperación del país se incluye el conocimiento?*

El coronavirus ha puesto en evidencia varias de las falencias que tenemos como país. Una de ellas, que incluso está limitando nuestra respuesta ante la pandemia, es la poca investigación y -en consecuencia- el poco conocimiento propio que generamos. La llamada industria del conocimiento ha impulsado no solo el desarrollo y competitividad de varias de las potencias actuales, sino también su economía. Dos profesores del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la UCSP analizan esta alternativa, más aún cuando se habla de reestructurar al Perú.

El medio ambiente arequipeño: un nuevo aniversario y pocos avances*

Arequipa está próxima a cumplir 480 años de fundación española, fecha que llega en medio de una pandemia, que si bien a sus inicios benefició al medio ambiente de la ciudad con el paso de los días la situación se agudizó y tienen en la mala gestión de la basura uno de sus más claros ejemplos. Nuestra ciudad no se caracteriza por el cuidado del medio ambiente, son diversas nuestras debilidades pero también hay oportunidades.

Estudiante de Ingeniería Electrónica y de Telecomunicaciones de la UCSP gana beca para estudiar en Austria

Alvaro Fabián Tapia Arenas ganó una beca Ernst Mach, la cual le permitirá estudiar un semestre en la Universidad FH Joanneum de Austria, la segunda más grande en ciencias aplicadas en dicho país, la cual tiene un convenido con la UCSP y es su socia en el proyecto InnovaT. El alumno del sexto semestre de la Escuela de Ingeniería Electrónica y de Telecomunicaciones partirá el próximo.