Las obligaciones morales de la familia en tiempo de crisis

Las obligaciones morales de la familia en tiempo de crisis

Familia

Imagen: Internet.

Jorge Pacheco recortadaPor: Dr. Jorge Pacheco Tejada, director del Departamento de Educación de la Universidad Católica San Pablo.

Pasamos circunstancias críticas donde nos jugamos la vida. Los momentos desfavorables son de los que debemos sacar el máximo provecho. Eso es saber vivir y saber vivir, es madurar, hacernos adultos reflexivos, consecuentes y responsables. Estar capacitados para el discernimiento de lo verdadero de lo falso, lo bueno de lo malo, lo que nos ennoblece o lo que nos hace indignos, lo que nos hace fuertes y libres de lo que nos degrada y esclaviza.

Si queremos entre todos enfrentar maduramente esta pandemia, encontremos sentido a lo que hacemos, tomemos decisiones con serenidad y coherencia. Actuemos con responsabilidad. Se nos reclama la obligación moral que tenemos de acatar pautas sociales en función del bien común y eso es tener sentido común, que no es otra cosa que la capacidad natural de ver las cosas como son y de hacerlas como deberían ser hechas.

De manera inesperada, esta pandemia mundial ha hecho que los gobiernos de todo el mundo hayan recurrido a la familia como garante del cuidado de la sociedad. Hace apenas 4 años, un 19 de marzo, el Papa Francisco expresaba en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia “La familia es una iglesia doméstica y una célula vital para transformar el mundo”.

En ese documento El Papa Francisco tiene frases que debemos tomarlas como idea fuerza. Hay pues una primera gran reflexión para la familia en estos tiempos de cuarentena: ¡Contemplar a cada ser querido con los ojos de Dios! La segunda gran reflexión es que ¡la familia está llamada a transformar el mundo! Esta idea lleva implícita la necesidad de dar otra forma  al mundo (eso quiere decir transformar). Preguntémonos entonces: ¿Qué cambios radicales necesita este mundo para transformarse?

Las tensiones inducidas por una cultura individualista exagerada de la posesión y del disfrute generan dentro de la familia y la sociedad dinámicas de intolerancia y agresividad. Se valora la autenticidad, la espontaneidad, pero, mal orientadas, puede crear actitudes de huida de compromisos, de comodidad, de arrogancia. Podemos destacar un loable sentido de justicia; pero, mal entendido, convierte a los ciudadanos en clientes que sólo exigen prestación de servicios Hoy es fácil confundir la genuina libertad, con la idea de que cada uno juzga como le parece, como si más allá de los individuos no hubiera verdades, valores, principios que nos orienten, como si todo fuera igual y cualquier cosa debiera permitirse.

En este contexto nadie puede pensar que debilitar a la familia como sociedad natural fundada en el matrimonio es favorable para la sociedad. Los Estados, en todo el mundo han encontrado en el ambiente familiar, el lugar seguro y adecuado para la protección de los más vulnerables: niños y ancianos; y de alguna manera reconocemos el rol insustituible que tiene la familia en la formación de valores, en su capacidad de amar y enseñar a amar.

La familia peruana tiene hoy una tarea excepcional: Asumir la responsabilidad moral de acatar las disposiciones gubernamentales para proteger la salud de todos. No debemos permitir que este compromiso social, termine siendo arrasado por conveniencias circunstanciales, caprichos de la insensibilidad, falta de criterio de algunos que no acatan las normas de conducta social dispuestas por el Estado que debe crear condiciones legislativas, laborales y sociales para garantizar la vida y la salud de todos. Esta tarea asumámosla con responsabilidad y entusiasmo.

Ultimas Noticias

Análisis del COVID en Arequipa: lo más importante sigue siendo cuidarnos

Arequipa inicia el año con un índice de contagios del coronavirus mayor a 1, según el nuevo cálculo del Factor Rt realizado hasta el 13 de enero por especialistas en Ciencia de la Computación de la Universidad Católica San Pablo (UCSP). Esto implica que por cada paciente con COVID se puede dar un nuevo contagio, situación que nos debe poner más que en alerta.

UCSP participa en formación de emprendedores arequipeños en alianza con Interbank

La Universidad Católica San Pablo participó en el Programa de Asesoría Empresarial, en alianza con el Banco Interbank, impulsando a los emprendedores del país a potenciar su crecimiento y salir adelante en este contexto de pandemia.

La tecnología inteligente aplicada al agro arequipeño*

nvestigadores del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad Católica San Pablo están trabajando para que en Arequipa se aplique la “Agricultura Inteligente” o Smart Farming, como se le conoce en el extranjero. Esto se hace aplicando el Internet de las Cosas (IoT), el cual desarrolla sistemas electrónicos que funcionan mediante sensores que permiten mejorar la producción agrícola elevando su calidad, eficiencia y hasta su aporte en el cuidado del ambiente.