Las telecomunicaciones en la hiperconectividad de nuestros días

Las telecomunicaciones en la hiperconectividad de nuestros días

Imagen: Internet

Por: Dr. Gonzalo Fernández del Carpio, profesor principal de la Escuela de Ingeniería Electrónica y de Telecomunicaciones de la Universidad Católica San Pablo. Ph.D. en Ingeniería Telemática por la Universidad Carlos III de Madrid.

Muchos recordamos que el teléfono, la radio y la televisión fueron nuestros medios de comunicación en la infancia. Cuando llegó la PC a finales de los 80 y el Internet y los teléfonos móviles en los 90’s, fuimos parte de la segunda era de las telecomunicaciones, basada esencialmente en las comunicaciones digitales.

Gracias al ritmo exponencial de los inventos hoy entramos en una nueva era de las telecomunicaciones, en la que el número de dispositivos conectados a Internet -20 mil millones- triplica la población mundial. En casi 30 años este número es 20 mil veces mayor (en 1992 llegaba sólo al millón). ¿Cómo está pasando todo esto? ¿por qué tan exorbitante crecimiento? Para entender este fenómeno de la hiperconectividad, es necesario entender las piezas clave de las telecomunicaciones modernas.

Las comunicaciones móviles constituyen la primera pieza, es decir, las radiocomunicaciones en cualquier momento y lugar. La diferencia es que ahora cualquier elemento simple, como una botella de yogurt, podría recibir y transmitir datos de forma inalámbrica y que, debido a la miniaturización de los dispositivos de radiofrecuencia, hoy tenemos GPS y sensores de todo tipo (luz, humedad, elementos químicos, latidos del corazón, etc.) Todo esto, además, genera enormes cantidades de datos con información valiosa que de ser tratada (big data).

La segunda pieza clave es que IP -el protocolo de Internet- es hoy el lenguaje universal para interconectar los equipos en una sola gran red. Antes, cada red usaba sus propios protocolos de acuerdo al fabricante, luego vino la estandarización, pero actualmente cualquier objeto, dispositivo robótico o incluso una prenda de ropa, podría tener un número IP y conectarse a Internet.

La reducción en precio y tamaño y la mayor capacidad de los procesadores y memorias electrónicas es la tercera pieza del engranaje. Gracias a ello smartphones, tabletas y similares concentran grandes capacidades y son los controles remotos que gobiernan todo lo que antes se llevaba por separado: cámaras de fotos, video, agenda, TV, web, etc. Estas tecnologías también han producido supercomputadoras y grandes servidores de datos, gracias a lo cual ha avanzado aún más la computación en la nube (cloud computing).

La cuarta pieza es la hoy estratosférica velocidad de las redes mediante fibra óptica por todo el mundo. El récord lo ostenta un cable submarino de 74.38 Terabits/seg., equivalente a descargar en un segundo 186 discos Blu-ray de doble capa de 50 GBytes. Este fenómeno también lo experimentan las redes de acceso inalámbrico y celular, como el 4G (y el futuro 5G).

Finalmente, se encuentra el hecho que a todo esto se le ha encontrado un modelo de negocio. Aunque en evolución, todas estas tecnologías se encontraban disponibles, esta nueva revolución consiste en que ahora todas estas piezas están siendo engranadas y encuentran un lugar privilegiado en el mercado. Se prevé que el gasto mundial en Internet de las Cosas en 2021 y 2022 será mayor a 1,000 millones de dólares anuales, es decir 1.3% del PBI mundial (como referencia, el gasto militar es 2.2%).

Ingenieros preparados para esta nueva era de las telecomunicaciones y de la hiperconectividad es lo que necesita nuestro país, para soñar y desarrollar cosas maravillosas. Desde las universidades debemos aportar formando profesionales para este nuevo mundo de inventiva y creatividad, que permita un mayor crecimiento y desarrollo. Desde la Escuela de Ingeniería Electrónica y de Telecomunicaciones de la Universidad Católica San Pablo aportamos también con este gran objetivo, con un equipo de profesores investigadores consolidado, que en los últimos años viene desarrollando proyectos e implementado laboratorios por más de 3.5 millones de soles, junto con sus estudiantes, a través de fondos científicos concursables.

Ultimas Noticias

Rectores piden al presidente observar la ley que formaliza el transporte público en colectivos

En un pronunciamiento conjunto, los rectores de las universidades Nacional de San Agustín, Católica Santa María y Católica San Pablo, conformantes de la Agenda para el Desarrollo de Arequipa, mostraron su desacuerdo con la Ley N°28972. Señalaron que la ley “expondría a la población a graves riesgos de salud», entre otros perjuicios.

La Universidad Católica San Pablo estima en 8 millones de soles el apoyo que brindará a sus estudiantes con dificultades económicas

En la Universidad Católica San Pablo tenemos el objetivo de que ningún alumno nuestro se quede sin estudiar por falta de dinero. En tal sentido, hemos desplegado desde hace tres semanas un plan de apoyo económico que viene atendiendo cerca de 2000 casos. Esta cifra podría rondar los 3000 en los siguientes días.

Desarrollan plataforma para ayudar a la población más necesitada durante la cuarentena por el Covid-19

La iniciativa liderada por Francisco Roberts Chaves, antiguo alumno de Administración de Negocios de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), ha logrado asistir a 60 familias a la fecha. Esta semana proyectan llegar a 100. Enlazando se inspiró a la iniciativa española Frena La Curva.