Rectores piden al presidente observar la ley que formaliza el transporte público en colectivos

Rectores piden al presidente observar la ley que formaliza el transporte público en colectivos

IMG 9048 Large

Rectores de las Universidades Nacional de San Agustín, Dr. Rohel Sánchez; Católica de Santa María, Dr. Alberto Briceño y Católica San Pablo, Dr. Germán Chávez.

A través de la Agenda para el Desarrollo emitieron un pronunciamiento advirtiendo los peligros de la nueva norma

En un pronunciamiento conjunto, los rectores de las universidades Nacional de San Agustín, Católica Santa María y Católica San Pablo, conformantes de la Agenda para el Desarrollo de Arequipa, mostraron su desacuerdo con la Ley N°28972 que establece la Formalización del Transporte Terrestre de Pasajeros en Automóviles Colectivos y solicitaron al presidente de la República intervenir en el tema observando la norma.

Como se recuerda, con 115 votos a favor, 4 en contra y 10 abstenciones, el pasado 14 de mayo el Congreso de la República aprobó esta ley, excluyendo de la misma Lima y Callao.

Los vehículos incluidos en la Ley N° 28972 son los de la clasificación vehicular M1, (station wagon o sedán). La norma también considera a los automóviles M2 (vans) para zonas rural y urbana, es decir vehículos con más de 8 plazas, excluida la del conductor, cuya masa máxima no supere las 5 toneladas, diseñados y fabricados para transporte de pasajeros.

Entre los argumentos presentados, los rectores señalaron que la ley “expondría a la población a graves riesgos de salud puesto que el hacinamiento de pasajeros en vehículos de pequeña capacidad sería inminente foco de contagio del COVID 19”.

Las autoridades universitarias, mencionaron además que la formalización del servicio de colectivos expone innecesariamente a los pasajeros “colocándolos en situaciones de riesgo frente a la violencia potencial que se generará por la participación incontrolada de vehículos que no prestarán las garantías necesarias”.

Para los rectores, además, la norma tendría efectos no deseados en Arequipa, afectando severamente todo lo avanzando en el Sistema Integrado de Transporte (SIT), a través del incremento de vehículos menores que brindan servicio de trasporte público, lo que provocará mayor desorden en el sistema e incrementará de la contaminación en la ciudad.

Finalmente, advirtieron que la ley “atentaría contra los derechos ciudadanos y la autonomía de las regiones, lo que no sucedería con Lima y Callao”.

La Agenda para el Desarrollo de Arequipa está conformada por las universidades arequipeñas Nacional de San Agustín, Católica Santa María y Católica San Pablo. Este grupo de trabajo tiene el compromiso de contribuir, desde la academia, al mejor desempeño de los diferentes gobernantes en ejercicio, que permitan hacer de Arequipa una región competitiva, consolidada como referencia para las demás ciudades y regiones del país y que sirva de impulso para un Perú mejor.

Pronunciamiento de la Agenda Para el Desarrollo de Arequipa (2)

Ultimas Noticias

Análisis del COVID en Arequipa: lo más importante sigue siendo cuidarnos

Arequipa inicia el año con un índice de contagios del coronavirus mayor a 1, según el nuevo cálculo del Factor Rt realizado hasta el 13 de enero por especialistas en Ciencia de la Computación de la Universidad Católica San Pablo (UCSP). Esto implica que por cada paciente con COVID se puede dar un nuevo contagio, situación que nos debe poner más que en alerta.

UCSP participa en formación de emprendedores arequipeños en alianza con Interbank

La Universidad Católica San Pablo participó en el Programa de Asesoría Empresarial, en alianza con el Banco Interbank, impulsando a los emprendedores del país a potenciar su crecimiento y salir adelante en este contexto de pandemia.

La tecnología inteligente aplicada al agro arequipeño*

nvestigadores del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Universidad Católica San Pablo están trabajando para que en Arequipa se aplique la “Agricultura Inteligente” o Smart Farming, como se le conoce en el extranjero. Esto se hace aplicando el Internet de las Cosas (IoT), el cual desarrolla sistemas electrónicos que funcionan mediante sensores que permiten mejorar la producción agrícola elevando su calidad, eficiencia y hasta su aporte en el cuidado del ambiente.