China: crecimiento con burbujas

China: crecimiento con burbujas

1542
Compartir
Foto: www.eleconomista.es

german-chavezPor: Dr. Germán Chávez Contreras. rector de la Universidad Católica San Pabloeconomista y doctor en Ciencias Sociales.

Para todos es conocido que China es la segunda economía del mundo y que cualquier cambio brusco en el comportamiento de sus variables macroeconómicas, afectan seriamente tanto a las economías de los países industrializados, como también a las economías emergentes y hasta a las más pequeñas.

China ha pasado a crecer de tasas de dos dígitos a porcentajes por debajo del 7.0%. La inversión de los últimos diez años en China explica el 41% del Producto Bruto Interno (PBI), llegando incluso al 47% el año 2010. Estas cifras son excesivas, por lo que se puede decir que China vive una burbuja de Inversión.

Asimismo, del 6.5% que se espera crezca el PBI de China el 2016, al cerrar el primer trimestre, el 5.5% corresponde al incremento del consumo, el 2.3% al incremento de la inversión, mientras que el sector externo neto lo reduce en –2.3%. Se ve claramente la disminución del peso de la inversión en la economía china, la menor participación del comercio exterior y la preponderancia del consumo interno. Al parecer China está pasando de ser una economía impulsada por la inversión, a una concentrada en el consumo, dinamismo que han seguido las economías más grandes del globo.

La otra dificultad china, es el incremento de su deuda total (pública y privada). La deuda pública ha pasado en los últimos cinco años, del 35% al 47% del PBI; mientras que la deuda total se multiplicó por cuatro desde el año 2007 y ahora equivale al 280% de su PBI, porcentaje igualmente excesivo y peligroso. Esta es una segunda burbuja, que podría colapsar al romperse la cadena de pagos, lo que es posible por la desaceleración que vive hoy China. Tranquiliza saber que los acreedores de la deuda china son mayoritariamente locales, lo que haría menor el impacto en el exterior.

La última burbuja china se refiere al sector inmobiliario. Según empresas calficadoras de riesgo, el tamaño del sector inmobiliario en China es superior al 20% de su PBI, esto es, tres veces el nivel más alto de lo que fue en Estados Unidos en el momento más crítico de su crisis inmobiliaria. El riesgo está en que la desaceleración de la economía en China, siga contrayendo la demanda inmobiliaria y los créditos que financiaron su crecimiento no se puedan pagar. Lo que sigue es la pérdida de valor en el sector y la caída aún mayor de la inversión y del PBI, acompañados de desempleo.

Sorprende que a pesar de la situación de la economía de China, su presidente Xi Jinping, ha expresado que mantendrá las reformas, buscando eficiencia en los mercados y manteniendo la tendencia a incrementar la clase media, es decir, aumentar la demanda interna.

Artículo publicado en el diario Sin Fronteras el 20 de mayo de 2016