El precedente “Guerrero”

El precedente “Guerrero”

156
Compartir
Paolo Guerrero en el primer día de práctica de Selección Peruana en Moscú , previa al mundial de fútbol. Foto: @SeleccionPeru

Armando AucapomaPor: Mgtr. Eddy Armando Aucapoma Chávez, docente de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica San Pablo, diplomado en Derecho del Deporte por la Universidad Austral de Buenos Aires. *

El último 31 de mayo, el país amaneció con una buena noticia, Paolo Guerrero, capitán de la selección peruana de fútbol, era habilitado temporalmente para volver a las canchas, ello luego de que la Primera Corte de Derecho Civil del Tribunal Federal Suizo, admitiera a trámite la medida cautelar interpuesta por el jugador y su defensa legal, otorgándole un “efecto suspensivo de queja” que le permitía estar en la Copa del Mundo. De esta forma, la sanción de 14 meses emitida por el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte), y que dejaba fuera de Rusia 2018 al jugador, era suspendida temporalmente.

¿Era apelable la decisión del TAS?

Luego de haberse emitido la decisión del TAS, ésta resultaba inapelable debido a que dicho ente al ser arbitral, no cuenta con una instancia superior, sumándose a ello que su fallo no podría ser revisado respecto de su contenido. Sin embargo, aun cuando la imposibilidad era evidente, existía una salida legal, que se centraba en pedir la nulidad del fallo, basándose en que éste tenía defectos de forma o competencia; vale decir, cuestionando las formalidades del proceso arbitral, y con la cual se abría paso a la interposición de una solicitud cautelar de suspensión de la aplicación de la sanción.

La suspensión de la sanción

La estrategia legal de Guerrero fue sencilla, interpuso el recurso de nulidad o anulación de laudo o fallo arbitral ante el Tribunal Federal Suizo, y simultáneamente solicitó vía medida cautelar el efecto suspensivo de su sanción –atendiendo a que la naturaleza de la medida cautelar es la de asegurar las resultas del juicio, en prevención de un perjuicio irreparable en la definitiva del juicio–, siendo que el órgano judicial resolvió a su favor, considerando entre otras cosas que, debido a su edad (34 años) se vería perjudicado si no asistiera al certamen de fútbol, y que si no se resolvía rápidamente su solicitud cautelar, la lista definitiva oficial de 23 jugadores peruanos, elegibles para participar en la Copa del Mundo se notificaría a la FIFA a más tardar el 04 de junio de 2018, quedando fuera de ella.

Precedente positivo. Un precedente en nulidad de fallos del TAS, lo constituyó el caso del futbolista brasileño Matuzalém Francelino da Silva. El jugador sudamericano fue sancionado por el TAS con el pago de 11 millones de euros y la inhabilitación para que juegue al fútbol, tras haber renunciado unilateralmente al club ucraniano Shajatar Donetsk para firmar por el Zaragoza de España. Al no estar de acuerdo, recurrió al Tribunal Federal Suizo, quien falló en favor del mediocampista en el 2012, al considerar que se le atacó sus derechos como jugador. De esta manera, la justicia ordinaria suiza le quitó la razón a la FIFA y al TAS.

La situación actual

Al día de hoy el capitán ya se encuentra entrenando con el seleccionado nacional a las afueras de Moscú, listo para dar a conocer su buen fútbol. Sin embargo, ¿cómo queda su situación legal en Suiza? La parte final del comunicado emitido por el Tribunal Federal Suizo, señala que, la resolución del recurso de nulidad se llevaría a cabo una vez que tanto él, como la otra parte hicieran entrega de sus argumentos. Quiere decir que, aun después de concluido el mundial de fútbol, es probable que Guerrero se encuentre habilitado temporalmente para seguir practicando el fútbol.

En suma, la estrategia esbozada por el capitán y su equipo legal, le han dado resultados positivos a largo plazo, pues podrá continuar jugando hasta que la Primera Corte de Derecho Civil del Tribunal Federal Suizo, se pronuncie sobre el fondo de la controversia; es decir, sobre la existencia de nulidad o no, del fallo del TAS.

* Maestro en Derecho Empresario por la Universidad Austral de Buenos Aires (2013), especialista en Arbitraje en Contrataciones con el Estado por el Centro de Análisis y Resolución de Conflictos de la PUCP (2017) y coordinador de Posgrado de la Facultad de Derecho de la UCSP.