Evaluando la economía al primer semestre 2018*

Evaluando la economía al primer semestre 2018*

881
Compartir
Foto: Diario La Razón.

Sr-German_500_opt-300x300Por: Dr. Germán Chávez Contreras, rector de la Universidad Católica San Pabloeconomista y doctor en Ciencias Sociales.

La economía a junio del 2018 está mostrando resultados favorables que permiten aproximar un crecimiento mayor al 4% para el ejercicio 2018. Los principales indicadores muestran una solidez en cuanto a los fundamentos macroeconómicos que ayudan a atraer la inversión privada, aunque sin considerar el ruido político generado por los “audios” que son tema de todos los días.

Volviendo a lo nuestro, tenemos que el Producto Bruto Interno (PBI) que el 2017 cerró con un crecimiento del 2.7% (bajo), durante los meses de abril y mayo lo ha hecho al 7.9% y 6.4% respectivamente. Asimismo, la Tasa de Interés de Referencia (TIR) y la Tasa de Interés Interbancaria están ambas en 2.75%, consideradas como favorables para mantener bajo o aceptable el costo financiero para la inversión privada.

Las reservas internacionales netas están en los US$ 61,200 millones y corresponden a 18 meses de importaciones nacionales, un nivel óptimo. La tasa de inflación se mantiene dentro del rango meta (1% y 3%) con pronóstico de mantenerse estable y cerrar el 2018 en 2.0%.

El tipo de cambio está en S/. 3.27 por dólar y se presenta estable para todo el año 2018. Un tipo de cambio estable garantiza que, por esta variable, la inflación no tendrá variaciones mayores.

La deuda pública total mantiene el nivel de hace un año, esto es 24.8% del PBI y su pronóstico para el año 2019 es del 27.5% del PBI. Estas cifras están por debajo de países como México que tiene una deuda pública igual al 53.4% de su PBI, o Brasil cuya deuda pública llega al 83.4% de su PBI. La deuda pública se considera adecuada si se mantiene por debajo del 30% del PBI.

Por otro lado, el precio de los metales, especialmente cobre (Perú es el segundo productor a nivel mundial) y oro (sexto a nivel mundial), han mostrado un incremento después de la seria caída de mayo y junio, permitiendo mantener nuestra balanza comercial con el resto del mundo en números positivos con US$ 7,700 millones al cierre del 2018.

Finalmente, el crédito interno al sector privado se ha incrementado durante el 2017, manteniendo la tendencia para el 2018. El crédito fortalece la inversión y es coherente con la demanda interna que también muestra un crecimiento el presente año.

Esperemos que la turbulencia política no afecte mucho nuestro “riesgo país” que en julio mostró un nivel de 145 puntos básicos, inferior al promedio latinoamericano que está en 464 puntos básicos. Recordemos que el riesgo país es otro indicador que nos anticipa un menor costo financiero, por lo que se torna en una variable relevante para la atracción de la inversión privada.

*Artículo publicado en la columna Economía en serio del diario Sin Fronteras del 4 de agosto de 2018.