La Tasa de Interés de Referencia como instrumento de política monetaria*

La Tasa de Interés de Referencia como instrumento de política monetaria*

3383
Compartir
Foto: Perú 21.

german-chavezPor: Dr. Germán Chávez Contreras, rector de la Universidad Católica San Pabloeconomista y doctor en Ciencias Sociales.

La Tasa de Interés de Referencia (TIR) es la tasa que utiliza el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) para influir en el costo del dinero en el sistema financiero nacional. La siguiente tasa según su importancia, es la Tasa de Interés Interbancaria, que se da entre los miembros del sistema financiero bancario y que influye en la Tasa de Interés Activa, que es la tasa que cobran los bancos a sus clientes previa evaluación del riesgo que cada crédito significa en función del sector y de la solidez del cliente.

Desde el año 2002 en que el BCRP asume el objetivo inflación como referente en la política monetaria a seguir, la TIR se ha constituido en un importante instrumento, pues se utiliza para estimular o para contraer el crédito al sector privado, con el propósito de incentivar o disminuir el consumo familiar y la inversión privada. Existe también una correlación directa entre la TIR y el comportamiento del índice de precios al consumidor (IPC) que se utiliza para calcular la inflación. Cuando la inflación se encuentra por encima del rango meta (que para el BCRP es del 2% más, menos 1%), el BCRP interviene, aplicando política monetaria expansiva o contractiva según sea el caso.

Si la inflación está por encima del 3%, se espera que el BCRP eleve la TIR para desmotivar el crédito en el sector empresarial privado y reducir el consumo en las familias, incentivando el ahorro. Si la inflación se acerca al 1%, evidenciando una desaceleración de la demanda agregada interna, el BCRP tiende a reducir la TIR para desmotivar el ahorro, incentivar el consumo en las familias y propiciar el crédito y con ello la inversión en el sector privado.

En los últimos hechos relacionados, tenemos que la inflación se ha estimado en 1.4% para 2017, la más baja en los últimos ocho años, y muy cercana al piso del rango meta inflacionario. Lo que corresponde es que el BCRP reduzca el costo financiero para promover el crédito y la inversión privada, así como incentivar el consumo y reducir el ahorro en las familias. Vemos así que, en enero del presente año, el BCRP decidió reducir la TIR de 3.25% a 3.0%, mostrando así coherencia de la política monetaria con la situación real de la economía.

En realidad, lo que se busca con esta política monetaria de corte expansivo, es estimular la demanda de crédito, para afectar positivamente la demanda agregada interna, con el propósito posibilitar la recuperación de la actividad productiva, mejorando el empleo, las condiciones de vida y el bienestar social. Esperemos que así sea.

*Artículo publicado en la columna Economía en serio del diario Sin Fronteras, el 25 de enero de 2018.