Los líderes políticos que el Perú necesita

Los líderes políticos que el Perú necesita

238
Compartir
Foto: Elmundo.es

Mg. Jorge Pacheco TejadaPor: Dr. Jorge Pacheco Tejada, director del Departamento de Educación de la Universidad Católica San Pablo.

El Papa Francisco dice: “Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio”. Esta sola expresión define en mucho lo que debe ser el auténtico liderazgo político. El líder político que aspira al poder, en cualquiera de sus formas, debe tener la aspiración al servicio. Tomando esta idea hay cuatro ideas fuerza que podrían orientar a todo aquel que aspire a tener liderazgo político en el Perú de hoy.

Liderar con humildad. Implica cambiar la visión del rol como líder. No se trata de uno que da órdenes a los miembros del equipo sino de uno que sirve; esta actitud abre oportunidades que antes no existían. Hay mayor poder en la sencillez, en la informalidad que implica un trato más humano, menos acartonado. La peor tentación es la arrogancia. Debe relacionarse con la intención de escuchar, más que hablar”.

Liderar con cercanía. Un líder debe sumergirse por completo en el grupo que lidera o que desea conducir con éxito, “prestarle atención a todos incluso a los que  no te quieren”, como dice el Papa. El líder necesita también poner un oído en el pueblo, para descubrir lo que la gente necesita escuchar. El líder tiene que contemplar a su pueblo.

Hoy la gente reclama, más que nunca, cercanía. Líderes capaces de escuchar y de sentir sus necesidades y aspiraciones. Entonces, lo primero que debe revisar el líder debe ser su actitud en su relación con la gente. Lo que el Perú necesita con mayor urgencia es curar heridas y recuperar confianza.

Liderar con criterio. La gente no espera líderes perfectos, que nunca se equivoquen, sino líderes honestos, que hagan las cosas con rectitud. Que el criterio fundamental sea el bien común. Que tengan la habilidad de juzgar, de evaluar las situaciones antes de tomar decisiones. Que no se dejen llevar por consignas. Liderar con criterio tiene que ver más con la toma de decisiones, es algo que hacen los líderes todo el tiempo.

Tener criterio es ser capaz de pensar con sentido de novedad, es decir, es ser capaz de tener una nueva manera de encarar las dificultades.

“Algo les ha pasado a nuestras políticas, no hay ideas, no hay propuestas (…) Hoy, la imagen es más importante que la propuesta”. “

Liderar con esperanza. El mensaje de Francisco es que no puedes liderar desde el fondo. Debes conducir desde el frente, donde la lucha no se detenga solamente porque el líder se marchó. O sea, debe vivir él mismo en la frontera.

Para ser un verdadero gran líder, deben tornar las dificultades en oportunidades para crecer. Enfrentarse sin miedo pero sí con gran dosis de esperanza. La única manera de encarar los desafíos y las dificultades es tener la certeza de que se puede. Necesitamos líderes que no tengan miedo al cambio, sino que lo ansíen.

Humildad, cercanía, criterio y esperanza son cuatro competencias que debemos buscar en los líderes políticos para darles nuestro voto de confianza. Empecemos en enero.