¿Retomando la ruta del crecimiento?*

¿Retomando la ruta del crecimiento?*

79
Compartir
Foto: Asociacion Peruana de Agentes Maritimos

german-chavezPor: Dr. Germán Chávez Contreras. rector de la Universidad Católica San Pabloeconomista y doctor en Ciencias Sociales.

El dato estimado del crecimiento económico medido por el Producto Bruto Interno (PBI) para el primer mes del año es del 5%. Evidentemente este dato aislado es un buen indicador, aunque no predice lo que podría ocurrir en el año. Es cierto; el 2016 el PBI llegó tan solo al 3.9% a pesar de que en agosto de ese año alcanzó el 5.5%. Lo que quiero precisar es que el dato aislado de enero no debe entusiasmarnos tanto, pues en el histórico, es una cifra atípica para los últimos cinco meses.

Viendo un poco la anatomía del PBI de enero, vemos que el sector primario es el motor principal. Dentro de este sector, la minería, la pesca y los hidrocarburos son los que explican el mayor porcentaje de esta cifra. La minería por el rebote de los precios que viene desde el 2016 y que se mantienen y la pesca porque es temporada, aunque la pesca se caracteriza por ser el más volátil de todos los sectores de la economía.

Un crecimiento sostenible, debe basarse en la inversión. El año 2016 la inversión fue del 22% del PBI correspondiendo el 4.8% a la inversión pública y el 18% a la privada. Significa que es mejor incentivar la inversión privada, si se quiere crecer a mayores tasas. Para esto la recuperación de la confianza es fundamental, aunque lamentablemente no es el mejor momento para lograrlo, por los destapes de corrupción que observamos todos los días.

Impulsar nuevamente la inversión no será una tarea sencilla, pues su caída no es reciente. Desde el primer trimestre del año 2014, la inversión privada ha tenido variaciones solo negativas. A esta situación se suman diferentes eventos en el contexto internacional, como el menor crecimiento de China, la presidencia de Donald Trump en EEUU, la retirada del Reino Unido de la Unión Europea y la megacorrupción en América Latina. A favor están los precios de los metales (cobre, zinc, oro) que se mantienen estables y con tendencia positiva.

Si se llegan a poner en marcha oportunamente las medidas del Ejecutivo a partir de las facultades legislativas recibidas y se logra además destrabar proyectos en el sector primario minero, sería posible un crecimiento para el año 2017 que fluctúe entre el 4% y 4.5%. Este crecimiento sería relevante, pues el promedio estimado para América Latina es del 1.2% y para Estados Unidos de Norteamérica es de 2.2%.

Finalmente, vale precisar que un crecimiento por debajo del 4% no nos ayuda, pues no permite reducir la pobreza y afecta directamente a la persona y a la familia que –repito–  deben ser el fundamento de toda política económica del gobierno.

*Artículo publicado en el diario Sin Fronteras el 03 de marzo de 2017