Campaña “Reciclar para Ayudar” permitió la donación de cinco sillas de ruedas...

Campaña “Reciclar para Ayudar” permitió la donación de cinco sillas de ruedas y una cama clínica

445
Compartir

4 mil kilos de papel y más de 800 kilos de plástico entre botellas y tapas fueron recolectados

Gracias a su campaña “Reciclar para Ayudar”, la Universidad Católica San Pablo adquirió cinco sillas de ruedas y una cama clínica que fueron entregadas a personas de escasos recursos del sur del país.

Esto fue posible gracias a que dicha campaña permitió recolectar un total de 2 mil 600 kilos de papel blanco, mil 100 kilos de papel mixto y 840 kilos de plásticos entre botellas y tapas, desde que fue iniciada el año 2016.

Miembros del área de Espiritualidad y Apostolado en la entrega de una de las sillas de ruedas.
Miembros del área de Espiritualidad y Apostolado en la entrega de una de las sillas de ruedas.

Esta campaña nació por iniciativa tanto de personal docente, administrativo y estudiantes que buscaban canalizar su interés en el cuidado del medio ambiente, entre ellos hay que destacar el comprometido rol del profesor Juan José Lizárraga”, indicó César Ramírez Vargas, coordinador de la campaña y auxiliar del área de Espiritualidad y Apostolado de la UCSP.

El objetivo de la campaña consiste en reciclar para contribuir con el ambiente, pero también y, sobre todo, para ayudar a mejorar las condiciones de vida de las personas más necesitadas.

En ese sentido, mencionó que se encuentran promoviendo lazos con empresas para que puedan implementar zonas de reciclaje y así generar más recursos para ayudar a la población que menos tiene.

“Tenemos una lista de requerimiento en espera. Los casos de ayuda son evaluados por los voluntarios, a fin de atender los que impliquen prioridad”, agregó el coordinador.

En lo que va del año, gracias al reciclaje de papel, plástico, y ahora de llaves, ha sido posible la compra de una cama clínica que fue donada para un niño con necesidades especiales que acoge el hogar de niños San Anibal Di Francia, ubicado en el distrito de Tiabaya, Arequipa.

“Esperamos poder cerrar este año creciendo en cantidad de voluntarios de nuestra comunidad universitaria, pero a la vez queremos difundir esta iniciativa para que más personas de Arequipa se sumen y así poder llevar más ayuda”, finalizó César Ramírez Vargas.