Carretera Panamericana debe ser auditada exhaustivamente

Carretera Panamericana debe ser auditada exhaustivamente

1047
Compartir
Foto: El Economista
  • Afirmó especialista en vías y docente de Ingeniería Civil de la UCSP

El lamentable accidente ocurrido en la carretera Panamericana, a la altura del distrito de Chala, en el que fallecieron 45 personas, ha puesto una alerta sobre el estado de esta vía, la única que une a Arequipa con Lima. Para el ingeniero civil, Paúl Rodríguez Guillén, especialista en diseño geométrico de carreteras, la Panamericana Sur debe ser auditada de inmediato para determinar qué zonas deben ser reparada o modificada.

Docente Paúl Rodríguez Guillén.
Docente Paúl Rodríguez Guillén.

El docente de la Escuela Profesional de Ingeniería Civil de la Universidad Católica San Pablo (UCSP) precisó que la carretera Panamericana Sur tiene una antigüedad de más de 60 años, por lo que es menester que sea revisada para ver si su diseño se adecua a las normas vigentes de acuerdo a su categoría y nivel de servicio, y si está en concordancia con la normativa actual sobre la gestión de la infraestructura vial.

“La norma para el diseño geométrico de las carreteras (DG-2018) ha sido modificada este año. Entonces es importante, que una vía de primer orden como la Panamericana, sea auditada exhaustivamente en base a estos criterios técnicos, pues el diseño geométrico es lo fundamental en una carretera. También se debe considerar que los carros que pasaban por esta pista hace años, son distintos a los de ahora, que tienen más potencia y velocidad”, afirmó.

Para el especialista, la carretera precisa ser modificada a la altura de la Quebrada del Toro en Camaná, ya que por las pendientes que presenta, resulta muy peligrosa para el paso de los vehículos. En base a la evaluación, se debe plantear una alternativa para cambiar esta parte de la vía y que esta zona ya no sea transitada.

La revisión que se necesita, no solo debe enfocarse en el aspecto técnico sino también en detectar los peligros naturales que puede haber a lo largo de la carretera, como los deslizamientos de los cerros a la altura de Caravelí, cuando se producen sismos o los derrumbes cerca de Siguas, debido a las filtraciones de agua del proyecto Majes I.

“Puede requerirse de ampliar las curvas para que los vehículos no tengan que reducir mucho su velocidad cuando pasan por allí, modificar las pistas para que los conductores tengan mejor visibilidad o construir obras para mitigar los efectos de los derrumbes u otros problemas naturales”, comentó el Ing. Rodríguez Guillén.

El especialista explicó que la tecnología ha evolucionado, pues se cuenta con distintos equipos para realizar los estudios sin interrumpir el flujo de vehículos como los drones. Acotó que la labor técnica debe ser complementada con acciones de concientización, como revisar la señalización o dar información en los terminales, peajes o puntos de salida de las ciudades.

La carretera Panamericana soporta más de 6 mil vehículos cada día. La vía cruza toda la costa de Perú y une el país con otros de Sudamérica.