China también tiene mercado para comprarle a pequeñas y medianas empresas

China también tiene mercado para comprarle a pequeñas y medianas empresas

404
Compartir

Indicó experto en comercio con el país asiático, Chihon Ley, en el VI CICE

Los productos que las pequeñas y medianas empresas pueden vender a China son los alimentos, textiles, artesanías, indicó Chihon Ley, director de Asian Programs de la Universidad Adolfo Ibañez de Chile. Recomendó a los empresarios a no temerle al mercado chino y que procuren conocerlo bien, porque se trata de una población con una cultura y costumbres muy distintas a las de Latinoamérica.
“Aquí nos gusta el café espeso, con cuerpo, lo mismo en el caso de los jugos de fruta. Eso no pasa en China a ellos les gusta las cosas más ligeras. Son muy exquisitos es en la calidad de los alimentos y el control sanitario. Es preciso tener esto claro para no fracasar en el intento de exportación”, comentó el especialista, durante su participación en el VI Congreso de Comercio Exterior, organizado por la Universidad Católica San Pablo.

Los productos orgánicos son en los que pueden apuntar las mypes asociándose. Se podría decir que China tiene un mercado reducido para este tipo de alimentos, pero incluso así sigue siendo importante porque son por lo menos 5 millones de personas los que comprarían.  Recordó que China tiene mil 350 millones de habitantes.

China es uno de los principales mercados internacionales ante las crisis económicas en Europa y Estados Unidos. También se deben conocer sus cambios socioeconómicos. “Por primera vez en China ha surgido una clase media, que está dispuesta a gastar por alimentarse bien, para comprar productos de lujo”, señaló.

Esa clase media es la que está migrando del campo a la ciudad, ese proceso también implica un cambio de costumbres y mayor adquisición de productos. Para 2015 se calcula que China será el primer consumidor de productos de lujo en el mundo. Allí Perú tiene un gran potencial, dijo el ponente.

Se pueden exportar objetos de decoración, joyas, artesanías de cuero, textiles, cosas que ahora producen las pequeñas y medianas empresas.
“Cuando escuchen que China es una potencia no lo crean, aún hay mucha desigualdad y pobreza. Las ciudades de la costa están mucho más desarrolladas que las de occidente, pero solo ellas no pueden determinar las características de este país”, concluyó el ponente.

 

Arequipa, junio de 2012
Dirección de Marketing y Comunicaciones
Universidad Católica San Pablo