“El aumento de la pobreza es resultado de la destrucción del empleo...

“El aumento de la pobreza es resultado de la destrucción del empleo formal y la falta de diversificación productiva”

667
Compartir
Foto: El Comercio

Indicó economista y rector de la Universidad Católica San Pablo. Dr. Germán Chávez Contreras

El reciente reporte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) que indica el aumento de la pobreza monetaria en nuestro país, por primera vez en lo que va de este milenio, debe servir de alerta para empezar a ejecutar acciones en materia económica a fin de evitar que esta siga incrementando, indicó el rector de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), Dr. Germán Chávez Contreras.

Dr. Germán Chávez, rector UCSP.
Dr. Germán Chávez, rector UCSP.

“La economía nacional se contrajo desde 2014 y hace dos años la desaceleración económica se sintió con mayor fuerza. El año pasado crecimos en 2.5 %, cuando para reducir la pobreza se requiere que el crecimiento sea de 5 % y para evitar el desempleo tiene que darse en el orden del 4 %”, explicó el Dr. Chávez Contreras.

Para el rector de la UCSP, hay dos acciones que se tienen que llevar a cabo de manera inmediata. Una de ellas es incentivar la política social mediante distintos programas sociales que apoyen a las personas que han caído en pobreza, y lo otra es diversificar la producción del país, incentivando la inversión pública y privada en sectores como el pesquero o el agropecuario.

Según el INEI, el año pasado, 375 mil peruanos han pasado a situación de pobreza, dejando de ser parte de la clase media y la pobreza monetaria se elevó de 20,7% al 21,7%. Lima fue la zona más afectada con un aumento de 11% a 13,3%, en 2017.

El economista consideró como un error por parte del ministro de Economía, David Tuesta que no haya anunciado medidas frontales contra la informalidad laboral, como parte de las acciones prioritarias de su gestión, ya que la generación de empleo formal es una de las mejores medidas para salir de la pobreza.

Otras de las acciones que recomendó es que el gobierno impulse la ejecución de los grandes proyectos mineros, dado que el precio de los metales se ha recuperado, principalmente el cobre, cuyo valor va por encima de los 3 dólares por libra. Esta tendencia al alza va a permanecer por lo menos los dos próximos años.

La inversión privada en minería tiene que darse de modo responsable cuidando el ambiente y atendiendo a las demandas sociales. El gobierno tiene que asumir un rol más preponderante a fin de lograr un consenso entre las empresas y la población, a fin de conseguir las licencias sociales. La puesta en marcha de los proyectos sería como una palanca que impulsaría nuestra economía”, sentenció el rector.

En su análisis, esta situación es una muestra más del desaprovechamiento de la bonanza económica que vivió nuestro país por 12 años. En ese tiempo la producción dependió del sector minero exportador y tuvo a la construcción como la bisagra que traslado el crecimiento a los sectores de servicios y comercio e hizo que la mayoría de la población sienta la mejora económica.

El problema es que al no diversificar la producción y hacerla minero dependiente más la recesión de China que dejó de demandar metales, la economía nacional se vio golpeada y la reducción del índice pobreza fue cada vez menor, luego pasó a una especie de embalse y este año la situación cambió para mal al elevarse en un punto porcentual.