El nuevo presidente debe convocar a gente proba que recupere la confianza...

El nuevo presidente debe convocar a gente proba que recupere la confianza de la población

266
Compartir
Foto: Cuenta oficial de Facebook de Martín Vizcarra.
  • Consideraciones en lo político y económico al inicio de la era Vizcarra

Martín Vizcarra Cornejo asumió la presidencia del país tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski por denuncias y escándalos de corrupción. En su primer discurso como presidente anunció que conformará un gabinete ministerial totalmente nuevo. De este modo se desliga de la gestión de su antecesor.

Mgtr. Gonzalo Banda Lazarte.
Mgtr. Gonzalo Banda Lazarte.

Para Gonzalo Banda Lazarte, docente de Ciencias Políticas en la Facultad de Derecho de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), sería un error por parte del nuevo mandatario conformar un gabinete con representantes de cada partido, pues más más que el consenso con los políticos debe buscar el consenso con la ciudadanía que reclama gente decente en el gobierno.

“Vizcarra debe convocar a personas con solvencia profesional y principalmente moral, que logren recuperar la credibilidad que la población no tiene en la clase política. Los va a tener que buscar fuera de los partidos o entre los políticos de antaño. Esto va a ser clave para la gobernabilidad”, señaló.

El politólogo Carlos Timaná Kure, director del Centro de Gobierno José Luis Bustamante y Rivero de la UCSP, considera que el nuevo presidente tiene que aprovechar su cercanía con las regiones para convocar a personajes que más que títulos, conozcan la situación del país y que sean próximos a la población, para que lo acompañen en el Ejecutivo.

Sobre el diálogo con otras fuerzas políticas, ambos consideraron que el presidente Vizcarra será más acertado en su acercamiento con el Congreso que PPK, porque es una persona con mayor poder de convocatoria, diálogo y capacidad de gestión. “El Congreso tiene una aceptación de 11 %. Tras esta crisis debería haberles quedado claro que su postura obstruccionista es rechazada”, comentó del Mgrt. Banda Lazarte.

Para ambos docentes, el nuevo presidente asume sus funciones en un mejor panorama respecto a la bancada fujimorista, principal fuerza de oposición, ya que como partido está resquebrajado por la división entre los hermanos Fujimori, además de estar involucrados en denuncias de corrupción como la “compra” de votos para evitar la vacancia de PPK y el caso Lavajato que involucra a su líder, Keiko Fujimori.

Mgtr. Carlos Timaná Kure.
Mgtr. Carlos Timaná Kure.

Para el director del CEGOB-UCSP, la situación política que ha pasado en nuestro país, también nos deja la lección de que en “política no todo es válido” y que la corrupción no puede pasar desapercibida sin que los gobernantes tengan mayor responsabilidad.

Tanto él como el magister Banda Lazarte consideraron que esta crisis representa la oportunidad para iniciar la gran reforma política que el país precisa. Asimismo, debe ser vista como la chance para que los ciudadanos dejen su rol expectante y se involucren en política, ya que ningún partido o grupo político puede liderar esta reforma pues todos son cuestionados por corrupción.

En lo económico

El economista Dr. Germán Chávez Contreras, rector de la UCSP, precisó que la crisis política de nuestro país hará que este año también sea de incertidumbre en lo económico, porque será un año de transición. En su análisis, se requerirá de por lo menos tres meses para que el nuevo mandatario y sus ministros conozcan el estado en el que está el país, logren estabilidad y cohesión en el Ejecutivo.

Dr. Germán Chávez Contreras.
Dr. Germán Chávez Contreras.

El rector hizo un llamado a la clase política a ponerse al servicio del país y dejar de lado los enfrentamientos e intereses personales o partidarios. Recordó que el año pasado el crecimiento económico debía ser de 5 % pero solo llegó a 2%, cifra inadmisible ya que desde 2016 se recuperaron los precios de los metales, principal producto de exportación del país. El motivo de este retroceso fue el ruido político que afectó tanto a la inversión pública como privada.

Para el economista, el nuevo gobernante debe preocuparse por generar un plan claro de hacia dónde llevar al país para atender problemas fundamentales como la pobreza, la desaceleración económica, el alto índice de informalidad (80% de la producción nacional es total o parcialmente informal) y la falta de institucionalidad.