Ética y excelencia profesional, el nuevo perfil de los líderes empresariales

Ética y excelencia profesional, el nuevo perfil de los líderes empresariales

189
Compartir
Para la egresada de Administración de Negocios, la formación en Humanidades que recibió en la UCSP, le es clave en su desarrollo profesional.

En el panorama laboral actual alcanzar el puesto de “jefe” ya no es suficiente. El mundo globalizado y cambiante exige líderes con ética y valores y empresas con propósito. Así lo explica Jimena de Torres, egresada de Administración de Negocios de la Universidad Católica San Pablo (UCSP) y líder de equipos de trabajo en la multinacional Adecco, desde hace tres años.

Las empresas y organizaciones conforman uno de los pilares más importantes en el desarrollo económico del país. Recae en la mente de sus administradores la responsabilidad de generar estrategias que beneficien tanto a la empresa como al cliente y que, al mismo tiempo, dejen marca en el mercado ¿Cómo lograrlo?

Con 13 años de trayectoria, Jimena de Torres, gerente de Marketing, Comunicaciones y Responsabilidad Social Corporativa en Adecco y egresada de la Escuela Profesional de Administración de Negocios de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), cree que la clave de un gran líder empresarial se encuentra en su ética. “Es muy necesario aplicar ética en la vida profesional y en la vida en general para alcanzar un desarrollo adecuado y seguro. Con los valores bien definidos tienes las herramientas para tomar buenas decisiones y logras que tu liderazgo se cimente en el respeto”, explica.

Jimena cursó la carrera técnica de Marketing en el Instituto del Sur y luego complementó su formación superior en la Escuela Profesional de Administración de Negocios de la UCSP, donde adquirió conocimientos claves para su desarrollo profesional y desarrolló su carácter en base a la formación humanística brindada en la universidad.

Una de las principales razones por las que elegí estudiar en la universidad San Pablo fue la formación en humanidades, ya que está muy arraigada al cultivo de los valores”, comenta Jimena. “Los administradores tomamos una serie de decisiones que son vitales para la empresa, donde es muy fácil tomar el camino incorrecto sin tomar en cuenta las consecuencias. Los casos que vemos en la actualidad, como Odebretch por ejemplo, son reflejo de la necesidad cada vez más grande de ética en la formación de los nuevos profesionales”.

El programa de Liderazgo Juvenil UCSP también fue muy importante en la formación integral de Jimena durante sus años de universitaria, ya que complementó sus lecciones académicas con vivencias de administración que muy pocas casas universitarias ofrecen a nivel nacional. “Es ahí donde encuentras la libertad y las herramientas para desarrollar la capacidad de liderazgo, autonomía, autogestión, temas que todos los estudiantes universitarios deberían trabajar porque son muy valorados por las empresas en la actualidad”.

Formación y trabajo con propósito

El enfoque humanístico también está tomando protagonismo del lado de los empleadores. Ahora las empresas deben contar con un propósito que impulse su avance más allá de las ganancias. Para Jimena de Torres, esta transformación empresarial es muy importante para la carrera de Administración de Negocios, ya que son los profesionales de esta rama los que definen y conducen el propósito de una empresa y de todo su equipo de trabajo.

Por supuesto, la experiencia laboral también y la constante formación académica no dejan de ser importantes; Jimena explica que para lograr ser un líder empresarial es necesario pasar por diversos puestos de trabajo, aprender un segundo idioma y aprovechar las oportunidades de salir al extranjero a estudiar. Cuanta más experiencia, mejor será el perfil del líder.

“La era digital está generando nuevas áreas de trabajo dentro de la administración, lo cual es positivo pues ofrece diversos campos de trabajo que el egresado puede explorar hasta encontrar su lugar; eso es lo maravilloso de la carrera de Administración de Negocios. De hecho, es perfecta para aquellos jóvenes que aún no saben qué estudiar porque con la carrera de administración pueden trabajar en las ramas de marketing, logística, gestión humana, comercio exterior, desarrollo internacional, entre otros” indica.

En este contexto, Jimena de Torres asegura que su formación en la Universidad Católica San Pablo fue muy importante para desarrollar su línea de carrera y cultivar el perfil profesional de gerencia con el que cuenta en la actualidad. “La San Pablo me brindó las herramientas necesarias para mi desempeño profesional a nivel nacional como internacional. Su base académica, su formación humanística y su reputación la convierten en una excelente alternativa para los futuros profesionales y líderes”, concluye.