José María Sese: “No se puede construir una sociedad mejor sin la...

José María Sese: “No se puede construir una sociedad mejor sin la base de las humanidades”

272
Compartir

Hoy en día la investigación en las ciencias humanas se ha visto relegada por la tecnología e innovación. La visión compartida y preocupación por impulsar esta área del saber se va consolidando principalmente en universidades tradicionales en el mundo, como Canbridge, Harvard, entre otras.

En este contexto el Dr. José María Sese Alegre, profesor investigador del Departamento de Ciencias Humanas y Religiosas, y director de la cátedra internacional de Cine en la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), España, llegó a nuestra ciudad para capacitar a investigadores y académicos arequipeños en el “Seminario: la investigación en el ámbito de las humanidades”, organizado por el Departamento de Filosofía y Teología de la Universidad Católica San Pablo.

¿Por qué es importante impulsar el estudio de las ciencias humanas?

Las humanidades han sido y son la base de la sociedad. Esto se tenía muy claro desde siempre, pero en pleno siglo XX el interés y la visión de su importancia ha bajado considerablemente. Los jóvenes están cada vez más encantados por las ciencias “exitosas”, esperan estudiar ingenierías, medicina, y se van alejando de las humanidades.

Cada vez menos personas se animan a apostar por esta área y al ser minoritario no hay mucho dinero para invertir en la investigación. Darle importancia depende de cada universidad, de cada profesor, de acuerdo a los ideales por querer formar integralmente a los alumnos como personas de servicio para la sociedad, que es el fin principal del desarrollo.

¿Cuál es el impacto que genera?

Sobre todo, es un impacto moral. Las humanidades son utilizadas para enseñarle a las personas a ser éticas y profundas en sus pensamientos, aspiraciones e ideales; una necesidad urgente ahora que vivimos cada vez más en un mundo superficial y corrupto. El impacto sin duda es a largo plazo, pero logra en el tiempo un sustrato de personas realmente decentes, honestas, coherentes y muy humanas; que ven los problemas reales de la sociedad y buscan soluciones sin intentar sacar beneficio alguno. No se puede construir una sociedad mejor sin la base de las humanidades.

¿Qué hace falta para promover la investigación en esta área?

El mundo al final se mueve por ideas y no por máquinas. Una de las cosas que se tiene que conseguir es dinero y prestigio. Las personas buscan modelos a quienes seguir. Hace falta referentes que incursionen y que influyan desde las humanidades, y que al mismo tiempo formen a otras personas. Por tanto, se necesita mayor interés y dedicación en fomentar estas ciencias. Ante todo, es necesario conocer, estudiar y entender la realidad, mientras no cambiemos eso la sociedad no cambiará. No hay excusas, hacer investigación en ciencias humanas es mucho más barato que investigar en otras ciencias

¿Qué papel juega la educación?

La educación es bastante humanista. Se parte principalmente de los maestros, que formen muy bien a las personas y dejen huella. Hace falta entender que si se invierte en la educación se invierte en todo. Los resultados son a largo plazo, como todo en las ciencias humanas, pero el beneficio es mayor. Una conocida frase dice que si se forma a una mujer se forma a toda su familia, pero si se forma a un maestro se forma a todo un pueblo.

Actualmente, ¿Qué realidad afronta la investigación en las ciencias humanas?

En los últimos años se está retomando el interés en esta área gracias a universidades principalmente católicas como la UCSP. Hay una generación joven que está incursionando. Debemos buscar un equilibrio y aventurarnos al estudio de estas ciencias. La realidad es que hace falta mayor apoyo del Estado, la creación de nuevas políticas, oportunidades de becas y pasantías orientadas no solo a tecnología e innovación.

¿Hay alguna visión compartida?

Si la hay, porque tienes que ser muy idealista para meterte en el estudio de las ciencias humanas.  Tenemos el ideal de cambiar al hombre para el bien y de intentar mejorar el mundo.