La seguridad laboral también implica atender la conducta de los trabajadores

La seguridad laboral también implica atender la conducta de los trabajadores

639
Compartir
Foto: UNDiario

Indicó especialista y docente de Ingeniería Industrial de la UCSP

La normatividad sobre seguridad laboral ha sido fortalecida al elevar las penas privativas de la libertad hasta por 8 años para los empleadores que pongan en riesgo inminente la vida y salud de sus trabajadores. Para el Mgtr. Washington Cárdenas Huarca, especialista en gestión de riesgo y seguridad, las normas legales deben ser complementados con acciones de concientización a los trabajadores. Esta apreciación la dio en el marco del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo (28 de abril).

“Muchas veces el propio trabajador es quien se expone a un peligro debido al desconocimiento, pese a que es su derecho exigir condiciones de seguridad para el ejercicio de su labor o advertir ante los entes fiscalizadores que la institución en la que trabaja no está cumpliendo con dárselas”, así lo indicó el profesor de la Escuela Profesional de Ingeniería Industrial de la Universidad Católica San Pablo (UCSP).

Detalló que, según la norma, todas las empresas están obligadas a realizar cuatro capacitaciones anuales sobre seguridad laboral, como mínimo. Esta cifra se eleva ampliamente en los sectores minero e industrial, en los cuales se deben realizar por lo menos 20 capacitaciones cada año.

Un trabajo mayor tiene que ser realizado con los trabajadores que conforman de modo voluntario las brigadas de seguridad. Ellos deben tener, por lo menos, 16 horas de entrenamiento para afrontar distintas emergencias como amagos de incendios, operaciones de rescate ante desastres naturales y brindar primeros auxilios a los heridos.

Las empresas deben identificar los peligros de cada una de sus instalaciones. Esta tarea la pueden realizar usando la metodología IPERC, que es una matriz ideal para la elaboración de un mapa de riesgo ya que previamente se identifica el riesgo, es evaluado y se establece la medida de control para la misma. En base a esta información las empresas deben formular su plan de seguridad y salud en el trabajo.

El profesor de la UCSP explicó que el riesgo para los trabajadores se da de modo individual y colectivo. El primero se refiere a peligros por el uso de maquinarias o la manipulación de materiales químicos. Se suman a ellos peligros físicos, ergonómicos y psicológicos. El segundo implica peligros que pueden dañar tanto al centro laboral como a la comunidad como los incendios, sismos, huaycos y otros.

La prevención y fiscalización sobre los riesgos de tipo individual están a cargo del Ministerio de Trabajo, mientras que los de tipo colectivo están a cargo del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) en unión a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL), entidad que debe realizar las verificaciones sobre las condiciones de seguridad en todo tipo de instalaciones laborales.

Todo empleador debe ser consciente que la seguridad laboral va a generar procesos más productivos para su empresa o institución. Por su parte el Estado debe apoyar en la implementación de los sistemas de seguridad laboral y promover el conocimiento de las normas que emite al respecto”, finalizó el especialista.