Nueva Ley de IGV justo podría representar un riesgo para el Estado

Nueva Ley de IGV justo podría representar un riesgo para el Estado

811
Compartir
Docente y especialista en Tributación, CPCC. Luis Castro Sucapuca.

La reglamentación de esta ley no especifica mayores condiciones

La nueva Ley de IGV Justo decretada por el Gobierno a inicios de marzo permite que los microempresarios puedan postergar el pago del Impuesto General a la Venta (IGV) hasta por tres periodos tributarios, con la finalidad de que puedan cumplir con sus obligaciones tributarias.

Sin embargo, su reglamentación no especifica mayores condiciones, aplicándose de forma masiva e incluyendo a empresas que tienen la liquidez necesaria para pagar los tributos.

“Si bien esta reforma busca ayudar a los microempresarios, no es lo suficientemente clara, pues no presenta condicionamientos ni especifica si se aplican intereses o multas, representando un riesgo para el Estado, quien necesita de los tributos para realizar las obras públicas”, indica Luis Castro, especialista en tributación y docente de la Escuela de Contabilidad de la Universidad Católica San Pablo.

De acuerdo a Luis Castro, es probable que se cree una cultura de no pago, pues el dinero que se destina para el pago de tributos muchas veces se dispone para el financiamiento de actividades del negocio y al prorrogar el pago, existe la posibilidad que solo cumplan cada tres meses.

“Es fundamental administrar adecuadamente el pago de tributos, ya que eventualmente, las obligaciones se pueden conglomerar, generando un shock financiero en el negocio y al final, la ley que está diseñada para ayudar, puede originar lo contrario”, señala el especialista.

Finalmente, el docente de la Escuela de Contabilidad de la UCSP recalcó la importancia de incentivar la cultura tributaria y la correcta orientación por parte de las autoridades, no solo por la recaudación tributaria, sino también por la enseñanza del por qué y para qué tributamos.