Simulacros de prevención ante incendios deben ser realizados al igual que en...

Simulacros de prevención ante incendios deben ser realizados al igual que en casos de sismos

1199
Compartir
Foto del incendio producido hoy en inmediaciones del mercado San Camilo. (Foto difundida en Twitter).

Indicó docente de la UCSP, especialista en Gestión de Riesgo y Seguridad

La zona donde se ubica el mercado San Camilo y sus aledaños presentan alto riesgo ya que son netamente comerciales y por ende muy transitadas. “La vulnerabilidad es muy alta en cuanto a la ocurrencia de incendios porque el material que se expende es muy inflamable. El riesgo aumenta porque el sistema eléctrico es antiguo, hay locales en los que aún se usa cables mellizos que están al aire, no están empotrados ni entubados”, comentó el Mgtr. Washington Cárdenas Huarca.

El especialista en Seguridad y Gestión de Riesgo, y docente de la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad Católica San Pablo, precisó que en el caso del mercado San Camilo y los centros comerciales deben contar con un plan de contingencia y, entre sus propios miembros, formar una brigada de seguridad que pueda actuar ante emergencias como el incendio ocurrido la tarde de hoy en el cercado de la ciudad.

Mgtr. Washington Cárdenas, especialista en Gestión de Riesgo y Seguridad.
Mgtr. Washington Cárdenas, especialista en Gestión de Riesgo y Seguridad.

El docente resaltó que la normatividad establece claramente que toda institución o empresa debe realizar simulacros ante incendios y otro tipo de emergencias, y no solo en el caso de los sismos. La ejecución de estas acciones de prevención debe partir de la iniciativa de quienes manejan los locales comerciales, empresas e instituciones, de este modo van a saber qué hacer cuando ocurran.

El meollo del problema está en quienes regentan los establecimientos privados que poco o nada hacen por la prevención. Una muestra de ello fue la falta de agua, para sofocar el siniestro de hoy. “Si tuviesen el plan de contingencia sabrían dónde y cuantos grifos hay en la zona, si están abastecidos de agua o si están operativos, porque de no ser usados en 2 años, las válvulas se oxidan y es muy difícil abrirlas, lo que hace perder tiempo, que es clave para controlar un incendio”, señaló el Mgtr. Cárdenas Huarca.

Otro de los problemas es que pueden tener extintores, pero muchas veces están vencidos o no saben usarlos. Al respecto, el magister advirtió que estos aparatos son inútiles cuando cumplieron su fecha de caducidad porque el polvo químico pierde su presión gravimétrica, además los extintores solo pueden ser usados en los primeros minutos de producido el incendio, después el fuego se aviva y deben ser los bomberos lo encargados de controlarlo.

“En el caso de un incendio el tiempo es fundamental, a medida que pasa, el detonante va a ir avanzando y la temperatura va a ir subiendo, lo que hará más complicado la labor de los bomberos para sofocarlo. Si bien ellos son los especialistas, hay que recordar que también son víctimas en segundo grado dado el desgaste físico y emocional que demanda el apagar un siniestro”, precisó el docente UCSP.

Recordó que la asfixia es otra de las causantes de muerte en un incendio, además de las quemaduras. De estar en un ambiente cerrado, recomendó no mantenerse de pie sino arrojarse al suelo, porque allí hay menos riesgo de aspirar el anhídrido carbónico que genera el fuego y hay mayor concentración de oxígeno. “Esta simple acción puede salvar muchas vidas”, afirmó.

Finalmente, indicó que la responsabilidad de prevenir un incendio es compartida. Por un lado, el Estado como órgano de control, mediante el Ministerio de Trabajo que debe velar por la seguridad de los trabajadores; los municipios a través de sus dependencias de Defensa Civil, así como de los propietarios y/o administradores de los locales privados y de los propios trabajadores, ellos deben ser los primeros en exigir que se cumplan las normas de seguridad porque de este modo están cuidando su integridad.