Solidaridad en las alturas

Solidaridad en las alturas

804
Compartir

Alumnos UCSP llegaron con la campaña “Abriguemos corazones” a Ayaviri, Puno

Eran las 8 de la mañana cuando un grupo de alumnos de la Universidad Católica San Pablo llegó hasta el pueblo de Santa Rosa, en Ayaviri, Puno. El sol iluminaba todo pero el frío no dejaba de sentirse. Llegaron hasta esta localidad para abrigar corazones y dejarse abrigar el suyo, con la sonrisa y agradecimiento de los pobladores del lugar, en especial de los niños.

Santa Rosa se encuentra a más de 3 mil metros sobre el nivel del mar. Allí el frío golpea, en la madrugada el frío se apodera del lugar y la temperatura puede llegar varios grados bajo cero. Por ello, la campaña “abriguemos corazones” resulta tan importante. No es un mero acto de caridad, es compartir tiempo y ropa de abrigo para proteger la salud de la gente que allí vive, la mayoría de escasos recursos.

“Vi a una familia muy pobre, no tenía casi nada. Verlos así me motivó a correr en busca de la ropa de abrigo para entregárselas. Esa carrera, me dejó sin aliento, pero lo volvería a hacer… Esta no solo fue una respuesta ante el frío, es una experiencia de vida, en la que se descubre mucho en tan poco: ayudando”, cuenta Gersson Muñoz Tarazona, alumno de la Facultad de Derecho UCSP y voluntario en la campaña.

Los alumnos fueron de casa en casa en el pueblo de Santa Rosa. Mientras repartían los donativos que lograron recolectar, compartían su tiempo con las familias. Se visitó entre 25 a 30 hogares. “La idea no era solo entregarles las cosas, sino entablar un lazo con la gente, conversar, conocerlos y rezar con ellos”, explica Renzo Moreno, responsable del área de Apostolado de la UCSP.

Este compartir no terminó en las casas. Luego se celebró la misa para agradecer al Señor por esta actividad. La Eucaristía fue celebrada por el P. Dante Rosado, ex alumno de la UCSP y que desde hace pocos meses se viene desempeñando como párroco de Santa Rosa.

Luego los voluntarios jugaron con los niños y les dieron pequeños obsequios. Los niños retribuyeron los regalos, del mejor modo posible, con su abrazo y su cariño.

El Área de Apostolado, organizadora de la campaña, agradece a todos los que apoyaron con donaciones de ropa de abrigo, y en especial a los alumnos voluntarios que fueron a este exigente viaje que pese a las condiciones del reacio clima, que no opacó el buen ánimo ni la generosidad de los participantes.

Vea el álbum de fotos en Facebook 

Arequipa, julio de 2013
Dirección de Marketing y Comunicaciones
Universidad Católica San Pablo