Sunafil capacitó a alumnos y antiguos alumnos de la UCSP sobre derechos...

Sunafil capacitó a alumnos y antiguos alumnos de la UCSP sobre derechos laborales y contrataciones

2741
Compartir

Contratos de trabajo deben ser indefinidos y el ingreso a planilla en menos de 48 horas

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en América Latina y el Caribe existen más de 30 millones de jóvenes que trabajan en la informalidad y en condiciones precarias. Estar al tanto de los derechos laborales y conocer los términos de contratación desde un inicio es fundamental, sobre todo para quienes recién se insertan al campo laboral y eviten caer en la informalidad.

Buscando orientar e informar a alumnos, antiguos alumnos y jóvenes en general sobre esta situación, la Universidad Católica San Pablo desarrolló la capacitación “Contratos de trabajo y derechos laborales”, a cargo de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral, Sunafil.

“Los contratos son un acuerdo entre dos partes, trabajador y empleador. Es un compromiso en el que se plasma el pago de la remuneración correspondiente, horarios de trabajo, beneficios, sanciones, entre otras facultades. Por tanto, es vital que conozcamos, leamos y revisamos cada estatuto para verificar que esté de acuerdo a nuestras expectativas y de acuerdo a la ley”,  explica la intendenta nacional de prevención y asesoría de la Sunafil, Yilda Tello Pinto.

Según la especialista, en nuestro país existen varios tipos de contratos, los más habituales son: a plazo indefinido o indeterminado y a plazo fijo o determinado. El primero tiene fecha de inicio pero no de terminación, es decir, puede perdurar en el tiempo hasta que se produzca una causa justificada que amerite el despido. Según la especialista, este es el contrato que toda persona debería tener desde un primer momento, pues permite gozar de todos los beneficios laborales conforme a ley.

Por otro lado, el contrato a plazo fijo, también llamado sujeto a modalidad, es aquel donde la prestación de servicios se da por un tiempo determinado y se celebra por una necesidad específica. “La mayoría de empresas contratan por 3 meses, luego por 1 año, y así sucesivamente, muchas veces cometiendo fraude para evitar contrataciones a tiempo indefinido. El máximo no debe superar los 5 años. Si sobrepasa este plazo el trabajador deberá pasar a la condición de indefinido”, señala Tello Pinto.

En ambos casos, los trabajadores deberían figurar en las planillas de la empresa en un lapso de 48 horas, la remuneración debe ser superior al sueldo mínimo establecido, 8 horas diarias o 48 semanales, CTS con el 1.17 de la remuneración anual, 30 días de vacaciones pagadas, utilidades, seguro social y otros beneficios.

También se habló sobre las contrataciones a jóvenes que realizan prácticas profesionales y pre profesionales. En el primer caso también tendrán 8 horas diarias de trabajo y podrán gozar de 15 días no remunerados de vacaciones, subsidio de EsSalud, gratificación correspondiente a media subvención mensual por semestre. No accede a CTS, asignación familiar y utilidades. En el caso de las prácticas pre profesionales, el panorama cambia solo en las horas de trabajo, siendo 6 diarias o 30 semanales.

La especialista hizo un llamado no solo a jóvenes sino a la población en general a que se informe y que denuncien ante la Sunafil cualquier irregularidad o falta en el cumplimiento de sus derechos laborales. Las denuncias son anónimas.