Un sensor que permite mejorar la detección de bebidas adulteradas fue diseñado y armado por la Dra. Patricia Castillo Araníbar, en España al ser una de las ganadoras del concurso realizado por Concytec