Es innegable que el incremento en el uso de las TIC ha generado cambios importantes en la sociedad. Esta revolución digital ha mejorado la calidad de vida de los ciudadanos y ha permitido que las actividades cotidianas se simplifiquen considerablemente. Sin embargo, no todos están invitados. Los excluidos son los de siempre y como siempre pierden. Lo hacen al no