El índice de contagios en Arequipa hasta fines de junio fue de 1, 97162 según el coeficiente Ro (usado en el modelo matemático SIR), es decir que por cada infectado con COVID hay 2 nuevos contagios. Esta medición del factor Ro es que ha sido hecha con los datos de la Gerencia Regional de Salud y no con los del

La crisis sanitaria por la Covid-19 ha obligado que la educación se transmita por canales digitales y de manera remota en el Perú y el mundo. En el presiente informe conoceremos la opinión de cuatro especialistas sobre esta nueva realidad que nos espera por lo menos para lo que resta del año y también sobre la educación a distancia, la

Las epidemias son viejas compañeras de la humanidad, mucho se aprende de ellas.

La iniciativa liderada por Francisco Roberts Chaves, antiguo alumno de Administración de Negocios de la Universidad Católica San Pablo (UCSP), ha logrado asistir a 60 familias a la fecha. Esta semana proyectan llegar a 100. Enlazando se inspiró a la iniciativa española Frena La Curva.

En mi opinión, además de que no volveremos a ser los mismos después de estar encerrados o de perder a seres queridos, en conciencia, no deberíamos querer ser los mismos. Estamos demasiado acostumbrados a olvidarnos fácilmente de los malos momentos y es un error demasiado grave, pues, es en estos tiempos donde vemos de qué realmente estamos hechos.

Diversos estudios de la ciencia de la musicoterapia han demostrado que la música, aparte de conmovernos en varios sentidos, ha resultado también de gran ayuda para la recuperación de los enfermos y alivio para el dolor. El trato adecuado con la música nos puede convertir cada día en personas muy positivas.

La educación no es solo información, es sabiduría

El crisis ha desnudado la capacidad y la mediocridad de distintos líderes políticos. Algunos países han sido afortunados y, otros no tanto. Una más de las lecciones que debemos aprender es que si queremos seguir viviendo en la democracia debemos mejorar mucho en nuestra capacidad para elegir a nuestros gobernantes.

Debemos recordar que esta crisis nos exige colaboración y solidaridad. Cuidar el acceso es proteger a nuestra naciente sociedad digital que permita el teletrabajo, teleducación, telesalud, telegobierno y futuras aplicaciones y usos ya previstos de los cuales todos nos beneficiaríamos.

El aislamiento social impuesto a raíz de la pandemia del coronavirus ha puesto a las familias en una situación única: la de pasar las 24 horas del día juntos en casa. Esta es una situación difícil y, a la vez, una oportunidad perfecta para reforzar los vínculos emocionales, afectivos y relacionales.