La libertad es esencial al ejercicio de la paternidad y, al mismo tiempo, lejos de ser una carga que la limita, la paternidad es un ejercicio de libertad auténtica porque se funda en la necesaria búsqueda de la verdad como del deseo voluntario del bien verdadero que es, en esencia, el bien común. Por: José Manuel Rodríguez Canales.

Ser papá es convertirse en héroe sin ser especial, en una fortaleza sin ser fuerte, en un signo del amor de Dios desde la propia pequeñez