Ser papá es convertirse en héroe sin ser especial, en una fortaleza sin ser fuerte, en un signo del amor de Dios desde la propia pequeñez

Hace más de un cuarto de siglo, un hombre joven conoció a una mujer unos años menor que él. La atracción fue inmediata, cayeron uno en brazos del otro, con mucha urgencia y sin mayor reflexión