Niños y jóvenes de 6 a 18 años participaron del ciclo de verano del Club de Robótica de la UCSP. En la clausura expusieron cerca de 15 prototipos de robots para agricultura, logística y automatización, y robots y estacionamientos autónomos.

Lograr el crecimiento y el aprendizaje de los niños a través de las artes es una experiencia fascinante porque de esa manera se les estimula integralmente, y así se logra que entren en contacto consigo mismos, desarrollando su concentración, creatividad y disciplina.